COMPAÑEROS DE CAMPSARED



"Podeis decir lo que pensais de vuestros encargados, de los objetivos, de la venta activa, de los cursos, de Sumando valores, seguridad, promotores del cambio, sindicatos, y todo lo que querais. Hubo en tiempos un blog de un compañero en donde mucha gente dejó sus comentarios, hoy no existe y como alternativa nace CAMPSARED BLOG, para reunir a todos los que somos COMPAÑEROS DE CAMPSARED"



Este blog, como indica en la cabecera, originariamente fue creado por un compañero llamado EXPENDEDOR-VENDEDOR el 20 de noviembre de 2008 pero problemas técnicos le impidieron actualizarlo, lo que dio pie a la creación de esta segunda etapa renovada que es la que se abre a continuación.
Como aquel, mantiene la idea de tener una plataforma de comunicación, de reivindicación y sobre todo un medio de expresión para todos los trabajadores de CAMPSARED y de REPSOL, y a la que quedan invitados cualquiera de los trabajadores de EESS sean cuales sean sus marcas.



Bienvenidos todos a este foro de diálogo e información.



Recordar que si visitais esta página por primera vez, para conocer el contenido completo de este blog desde su nacimiento, deberíais comenzar por el antiguo blog pinchando en este enlace:

'www.campsaredsprint.blogspot.com'





28 de septiembre de 2011

MANIFIESTO

Por autor anónimo   MANIFIESTO DE UN TRABAJADOR INDIGNADO DE CAMPSARED

Después de muchos meses meditando, por supuesto en mis ratos libres, sobre lo que quiero exponer, mirando las hojas blancas delante de mí, esperando la inspiración necesaria para intentar expresar mi indignación motivada por infinidad de aspectos relativos a mi actual situación laboral, por fin encuentro el ímpetu necesario para poner “manos a la obra” y redactar un manifiesto que intente mostrar el momento por el que estamos atravesando en nuestros puestos de trabajo, y más en concreto en las estaciones de servicio de CAMPSARED.

Por razones obvias que no voy a detallar, porque todos sabemos cuáles son y nos han explicado esta “CRISIS” de todas las maneras posibles, la mayoría de empresas, y CAMPSARED no es una excepción, se han visto abocadas a una drástica y austera política de reducción de costes y mejora de la productividad al precio que sea, usando todo tipo de argumentos para, en tiempo de “vacas flacas”, conseguir unos resultados operativos lo más positivos posibles y, en CAMPSARED, quieren que la mayor parte de sacrificio para alcanzar este fin, lo realicemos los trabajadores.

Con la excusa del mantenimiento de puestos de trabajo de la que tanto alardea CAMPSARED, y que lo han estado expresando, por ejemplo, en las reuniones de “Sumando valores” de estos dos últimos años, nos piden más productividad, mayor implicación en campañas de venta activa, sacrificios económicos en las negociaciones de convenios colectivos y de empresa, etc..

Hablando de puestos de trabajo, debo decir que ya tenemos las plantillas optimizadas en la inmensa mayoría de puntos de venta y que estas han ido menguando en los últimos 5/10 años; estaciones de 24 horas de apertura rebajarlas a 16/18 horas, con la regulación correspondiente de personal, no renovando contratos eventuales, eliminando trabajadores de refuerzo y volviendo a la antigua práctica de encargados/gerentes gestionando dos estaciones de servicio para cubrir descansos vacacionales, recortando el tiempo efectivo de los contratos de trabajadores eventuales para cubrir los periodos de vacaciones de las plantillas, recurriendo a los festivos de los trabajadores para cubrir vacantes producidas por incapacidad temporal, etc.

Por otro lado, nos piden austeridad en gastos gestionables de los puntos de venta, que no me parece mal, como la luz, el agua, los materiales consumibles y otros como el control de inventarios, la morosidad, las fugas de vehículos, los pequeños hurtos. También que colaboremos en campañas de captación de clientes, con nuevas ideas de negocio, ventas de loterías, que tampoco me parece mal.

No quiero extender en demasía este manifiesto, pero creo conveniente plasmar en las próximas líneas, el malestar general que tiene la plantilla de trabajadores de las estaciones de servicio de CAMPSARED por el acoso sistemático en ciertos aspectos del día a día en nuestra actividad laboral:

-BASTA YA DE PRESIÓN EN LA MAL INTERPRETADA VENTA ACTIVA

-BASTA YA DE AMENAZAR CON CIERRES O A GERENCIAR LOS PUNTOS DE VENTA SI EN TIEMPO DE CRISIS NO HAY BUENOS RESULTADOS

-BASTA YA DE AMENAZAR CON TRASLADOS A OTROS PUNTOS DE VENTA SI NO OBTENEMOS UNOS OBJETIVOS PERSONALIZADOS

-BASTA YA DE RECORDARNOS NUESTRAS OBLIGACIONES Y NO RESPETAR NUESTROS DERECHOS

-BASTA YA DE USAR EL “GRAN HERMANO” PARA CONTROLAR TODAS NUESTRAS ACCIONES

-BASTA YA DE DECIR QUE TODOS LOS MALES NACEN DE LOS REPRESENTANTES SINDICALES DE LOS TRABAJADORES

-BASTA YA DE APERCIBIMIENTOS VERBALES O POR ESCRITO SIN ARGUMENTO ALGUNO

-BASTA YA DE SUMAR TAREAS OPERATIVAS A LA MISMA ESPALDA DEL TRABAJADOR

-BASTA YA DE INTERPRETAR LAS NORMAS Y ACUERDOS DE CONVENIOS Y PACTOS PARA USARLOS EN NUESTRA CONTRA
Por todo esto y otros muchos más ¡BASTA YA!, opino que deberíamos explicar a los representantes empresariales de CAMPSARED que:

-EL CAPITAL HUMANO ES LA MAYOR RIQUEZA DE UNA EMPRESA

-UN TRABAJADOR CONTENTO ES UN TRABAJADOR PRODUCTIVO

-NO TODOS LOS TRABAJADORES RINDEN IGUAL BAJO PRESIÓN

-CADA TRABAJADOR TIENE CUALIDADES QUE LO DIFERENCIAN DEL RESTO, POTENCIARLAS Y AGRUPARLAS ES BENEFICIOSA PARA EL GRUPO

-CON ADVERTENCIAS O AMENAZAS NO SE CONSIGUE LO MISMO QUE CON BUENAS PALABRAS O INCENTIVOS ECONÓMICOS

-LOS OBJETIVOS ALCANZABLES SI SON MOTIVADORES

Y se podrían dar muchas más razones, pero como he escrito en anteriores párrafos, no quiero extenderme más de lo necesario.
Solo pido humildemente que este manifiesto se lea tal cual, sin malas interpretaciones.

                                                                                                            UN TRABAJADOR

.

23 de septiembre de 2011

ADIOS VERANO, ADIOS

Una vez más no me resigno, finaliza el verano, y siento terminarse el año más allá de lo que marque el calendario, que a mi me importa poco, puesto que el almanaque o sus fatídicas hojas, son solo escamas numeradas de una vida que se marcha, de un tiempo que nunca volverá, y del que allí queda registro. Tal vez se fueron buenas cosas, quizás paisajes rutinarios de una vida fotocopiada jornada tras jornada, pero siempre, cuando se va el verano, algo se muere en el alma, queda detrás un brillo iridiscente, el aroma distinto de las cosas, el exquisito lustre de las pieles que salen a paseo, las miradas depredadoras, las risas en color, la majestad del agua, la agreste y divertida rebelión de las flores, las montañas que se tiñen de verde con explosiones desbordadas de belleza; todas éstas y muchas cursiladas más, de las que forman un cosquilleo de mariposas en la tripa, forjan recuerdos dulces, y llenan largas tardes de otoño de imágenes alegres.  Lo cierto es que a estas alturas, a nuestra espalda queda más vida y esplendor que lo que nos promete el horizonte.

Todo lo que nos trae la primavera o el verano, tiene un brillo especial, aunque se llene de sudor o de moscas, pero chispea, tiene categoría 3D, promete nuevas experiencias, amores frescos o amores reafirmados, inyecciones de vitaminas al corazón, doble ración de emociones y de alegría. Cuando se inicia la ruta de septiembre, algo se acaba, volvemos la mirada siempre con nostalgia, por que delante se abre una carretera con curvas, señales de peligro, algo empinada, y con paisajes más oscuros, es el camino que nos acerca al último garaje donde tarde o temprano aparcaremos nuestro cuerpo. ¡Vaya alegría que tengo!

Cada septiembre tengo la misma sensación. Se acabó la fiesta, "vayan saliendo que el espectáculo ya terminó". Lo que queda solo son títulos de crédito, con fortuna, las tomas falsas del verano, pero lo bueno, lo que mola del periodo estival ya se nos quedó atrás. Adios los baños en la piscina o en la playa, adios el bañador, las cremas, el mundo de las chanclas y la gente vestida de safari.  Adios las terracitas por la noche, las excursiones de montaña,  la merienda a orillas del río.  Adios las camisetas de tirantes (para ellas), adios los pantalones piratas (para ellos).  Se alargará la ropa, se acortarán los días, los ritmos latinos empezarán a oler a rancio, tocará revolver de nuevo los armarios y hacer límpia (si no se hizo ya en la primavera), en definitiva, hablar de septiembre es hablar del comienzo de año con todas sus consecuencias.

Todo comienza con el regreso al cole; libros, ropa, zapatos y complementos para una etapa nueva. También el fútbol, las colecciones de la prensa, nuevos programas y teleseries, y como decía un compañero (Vendedor activo), nuevos proyectos gestados en un frotar de manos alrededor de unas ensoñaciones económicas. La crisis está ahí, estuvo en primavera, disfrutó del verano, y por supuesto, ahora se vestirá de otoño con las mejores galas, con cifras mareantes sobre el aumento de parados, hipotecas ejecutadas, y empresas en suspensión de pagos, o de concurso de acreedores, que suena a premio de la tele. La crisis está tan fuerte como siempre, como un roble, viene morenita y no se quiere perder estos últimos rayos de verano que iremos despidiendo por el retrovisor mientras avanza el coche de la vida caminito de la próxima etapa.

Y al tiempo que el verano se desmorona, a mi me come la depresión post-vacacional (¿O será pre-invernal?), que es como pisar una mierda con las chanclas de la playa el último día; nos acordamos de lo malo y de lo bueno, mientras nos lamentamos de la peste que vamos a aguantar, y de que pronto muy pronto, todo lo bueno quedará atrás, sepultado por el hedor, convertido en recuerdos (Y en fotos para el móvil, claro).


Es lo de siempre, ya lo sé, otra vez la misma canción, pero la vida se repite, y esperemos que lo haga por muchos años.

PD.: Y cada invierno cupón extra de la Once; vuelve como el turrón.

16 de septiembre de 2011

LOCURA TRANSITORIA

Cada verano se repite la historia, una revolución se adueña de la gasolinera, los cimientos aunque firmes,. tiemblan por unos días, los que transcurren entre que llega un encargado 'de repuesto', y vuelve el titular, que por lo general desaparece una mañana por sorpresa, sin despedirse, como si hubiera escapado de la mafia, y entrado en un programa de testigos protegidos.  Nadie sabe nada de el, ni donde está, ni cuando volverá, o si lo hará algún día.  A los encargados, cuando abandonan la estación por vacaciones, se los traga la tierra. Alguno fue tan lejos que no encontró el camino de regreso, tal es su ansia de perderse muy lejos del dominio de las 'fieras salvajes', entiéndase, de la oficina, que es una caja con forma de diana, donde todos arañan y señalan cada vez que acontece algún suceso anómalo.

Cuando llega un nuevo encargado, se produce un follón morrocotudo.  Los pedidos no cuadran, faltan y sobran los productos como si hubieran hecho las cosas al tun tun.  Pero no es cierto, ni les ha entrado locura transitoria, ni han venido a cargarse adrede la estación, pero el desbarajuste nivel 8 de Richter, es algo que sufrimos los demás, los que llevamos tiempo en el oficio de la 'marinería', por que vemos que se escora la nave, gira, rota, se jala de estribor, en fin, cuando toma el timón un encargado nuevo o eventual, el 'barco' va dando bandazos, y de suerte no hay icebergs en nuestras carreteras, por que los enfilaríamos por medio, queriendo o no, con pleno acierto a la hora de embestirlos.

Los encargados nuevos, y mucho más los que vienen en verano, se comportan como borrachos en la fiesta de graduación, no digo que a sabiendas desde luego, pero viendo como conducen la estación de servicio,  jamás les prestaría mi coche, lo prometo.

El encargado temporal se mueve literalmente 'como un pez en el agua', nervioso y rápido, y para casos en los que tiene que llevar dos estaciones, el sube y baja es de aguas bravas,  como si hiciesen rafting por el Noguera-Pallaresa;  va y viene, viene y va, y algunas veces, como el gallego de los chistes, no se sabe muy bien si va o si viene.
Los expendedores observamos inquietos, alarmados no vaya a dar un vuelco aquello, no nos quedemos sin lo fundamental, los carburantes o las bebidas más punteras o los sandwiches, por que la 'leche' los encargados se la pegan pero nosotros somos el airbag, y la primera hostia nos la dan en la cara los clientes que no entienden de fallos temporales, ni de que el encargado se haya dado a la fuga y esté en busca y captura desde hace una semana.

Son esos clientes que se han levantado con el pie izquierdo, y quieren amargarte tu turno o la mañana explicándote con teoremas el sentido del orden.  Son los que piden hojas de reclamaciones por que no hay guantes o jabón, o justo justo la promoción del cartel ése que olvidamos quitar, y que precisamente se le ha antojado, y hoy tiene tiempo y ganas para tocarte las narices un buen rato a ti y al encargado de repuesto que se olvidó pedirlos.

Como norma general, cuando aterriza un encargado nuevo, apretamos el culo adoptando una postura marcial.  Eso no ocurre cuando se trata de un encargado 'de repuesto' al que generalmente acompaña una aureola de catástrofes que dejará muy por debajo nuestros fallos y negligencias. Así que en vacaciones, mientras aquel suplente sufre para salvar un presupuesto que de no ser por que el trabajo aumenta habría entrado en barrena, los expendedores vivimos una especie de libertad condicional, de pausa democrática, y esa ausencia temporal de poder, nos libera de la continua disciplina militar dándonos un respiro con que aguantar las largas y agotadoras jornadas de verano.
E.S atendida con la relajación que corresponde al periodo estival (Campsared Blog)

Y como tenemos un gobierno de transición, ahorramos en limpiezas, y el orden campa por su ausencia durante varios días convirtiendo nuestro trabajo en un festejo, entre comillas claro, entrando por derecho dentro de la teoría del caos que rige en la gasolinera.  Por que, digamosló con toda seriedad y sin reservas, con la llegada de un encargado nuevo, la Ley de Murphy alcanza su sublimación. Todo lo malo que le pueda ocurrir va ha ocurrirle sin duda, pues por si fueran pocos los marrones que sazonan su cargo, los contratiempos, las averías  y las desgracias van a ocurrir de dos en dos, como si fuéramos las víctimas de una maldición o una persecución diabólica.

Y en mitad de aquella ciclogénesis explosiva que dominará la estación ese periodo, nuestro encargado de repuesto se cagará en todo lo cagable, discretamente eso si, y con respeto al medioambiente, pero tendrá ocasión para revalidar sus votos de aspirante a 'sufridor general', que es el puesto que anhelan conseguir aprobando la gincana de encargado suplente.

Sin embargo, al cabo de unos días, la tormenta dejará paso a un cielo despejado que anunciará el retorno del encargado pródigo, que volviendo del más allá, ahora a bombo y platillo, con efusivos abrazos y saludos, como si regresara de la montaña portando las tablas de la ley, nos estará indicando que la tregua ha pasado, que empezará el toque de queda, y que nuestros productos, que disfrutaban también de vacaciones, van a volver a nuestra pasarela de palabras estrenando la temporada o fashion year de los productos con origen y los rascas, que ocupará el resto del año.

Llegado este momento, podremos iniciar nuestra desintoxicación de inhibidores como la marihuana, la tila y el diazepan a sabiendas de que las aguas volverán a su cauce y esa locura transitoria que ha dominado el curso estas semanas volverá a su camino de disciplina y malos humos que en el fondo necesitamos para saber que esto no es Hollywood, sino Repsol, o Cepsa, o como quiera que se llame;  una empresa muy seria que se dedica sin rodeos a la búsqueda rigurosa de beneficios hasta debajo de las piedras.

6 de septiembre de 2011

OLIVER TWIST ESTUVO AQUÍ

Muchas veces hago  'recuento de inventario', y siempre falta alguien.  Paso lista desde el sillón de espectador que hay detrás de esta pizarra de vidrio y encuentro que hay pupitres sin gente, parece como si fuera otra ciudad, otro tiempo, un curso nuevo. Muchos de los que hacían deberes en el Blog, hace meses que desaparecieron, aprobaron el curso y se marcharon.  Dejaron sus pupitres vacíos, su mesa sin papeles, sin bolígrafos, sin la pequeña parrafada escrita sobre un papel de teclas grises o negras, dejando un hueco y un silencio que hacen ruido de truenos por los pasillos de La Red.

Como decía aquella canción:  ¿A donde irán los besos?.
Siempre me he preguntado (sobre aquellos blogueros), donde se fueron sus 'promesas de amor', la pasión del arranque, la rebeldía con que nacieron, el sueño del mañana, o los propósitos de lucha.  ¿A dónde irán  los gritos y las voces de antaño que ya no rugen ni se escuchan, ni resuenan por los rincones de este blog?  A donde la rabia contenida, las lágrimas que seguro aún escapan de los ojos, vuestro pasado con memoria, aquellas víctimas de ayer... ¿donde vamos cuando termina la representación final de nuestra historia?.  ¿Dónde se marchan los Blogueros perdidos?

Siempre que paso lista me extrañan esas faltas.  Los renglones vacíos de quienes ya no escriben son agujeros negros que no puedo desentrañar. ¿Dónde están los ausentes?
Como dijo aquel andaluz parco en palabras y de 'quejío' profundo ¡Qué sabe nadie!

Tal como lo predijo Bob Dylan en la letra de una canción, un día me trajo el viento la respuesta, una persona de paso abrió su mapa de razones, y me marcó la ruta mostrándome el sendero hasta ese cementerio de ex-blogueros arrepentidos.
Los que acuden al Blog, son los heridos en combate, las víctimas, los que sufren las injusticias, los que se duelen y aproximan a otros para lamerse las heridas, para gritar la desesperación o la desesperanza de sus vidas.

Aquí no llega gente que no esté magullada, con el rostro impoluto y un traje de domingo recién pasado por la plancha. Este Blog, es un hospital de campaña, el que se acerca hasta este sitio, se encuentra siempre malherido, tal vez con tres heridas, como escribió Miguel Hernández,  y todas ellas provenientes del trabajo, lo que nos hacer percibir la vida, el amor y hasta la muerte, como asuntos vinculados a la faena. Los primeros como bastiones asaltados, o víctimas colaterales del malestar y del agravio, y la muerte, porque hay momentos duros, que recibimos exabruptos como si fuesen cuchilladas sangrantes que nos duelen y tambalean el ánimo, y nos provocan dudas y mil lamentaciones sobre el camino que tomar. Entrar al Blog, es asumir que hay vida detrás de la penumbra.

Yo no caí en este detalle, hasta que me lo revelo aquella persona:  Los que escriben aquí, son los 'niños perdidos'  de los que hablaba Peter Pan, los que tienen las caras sucias y las ropas raídas, los huérfanos de afecto por parte de los jefes, los que perdieron total o parcialmente la ilusión , la sensación de arraigo, o el 'orgullo de pertenencia', como se jacta en titular la empresa.

Y todos los que tienen heridas, como esos niños y otros de otras historias, se vuelven respondones, crispados, beligerantes y agresivos.  Son los que escriben diatribas encendidas criticando la Repsol y a Campsared, los que braman por sus obligaciones multiplicadas, los que protestan por la venta forzada, por que se sienten oprimidos o explotados, o ninguneados pese a su esfuerzo cotidiano, los que tienen que luchar sus derechos, los que dudan de sus obligaciones, los que son sojuzgados, los que no pueden más, los que combaten la injusticia, los que ya no sueñan con ascender, los que perdieron la batalla, los que se duelen del acoso, de la opresión disimulada, del abuso, los que sufren maltrato psicológico, todos los huérfanos que como Oliver Twist se buscan las castañas entre las calles, oficinas, áreas de caja y almacenes de las gasolineras de Repsol.

Y todas estas personas doloridas, que somos quienes escribimos aquí, un día desaparecen  ¿Y por que?  Pues por una razón elemental que no tenía prevista:  Pues por que ya han restañado sus heridas, por que sus males, sus temores, sus dudas, sus problemas se resolvieron, y ahora no queda furia, ni pasión, ni dolor.  Vuelve la calma a dibujar su linea recta en lontananza, al menos momentáneamente.  El sol luce de nuevo, se abre el  amanecer, un soplo de esperanza, la vuelta a la normalidad, la quietud, el cigarrito de después.  Han arribado a puerto, y  ha llegado el momento del reposo, y todos esos huérfanos y huérfanas de paz social, encuentran su justicia y se callan, se difuminan dentro de un lienzo donde hay cientos de personajes, por que aquello es una batalla, donde unos ganan y otros pierden, y en ambos casos, el silencio, significa el fin del dolor
De esa manera me explico como dejaron de escribir muchos a quienes repasando echo de menos, y que una vez solucionados sus problemas se marcharon, y no quiero citar, y sin embargo cito, a unos cuantos por que su voz sonó con fuerza en este espacio, por que gritaron con bravura, porque escribieron letras de libertad y rebeldía, renglones de justicia, por que alzaron el puño, por que hablaron de frente y con franqueza antes de que su furia se extinguiera. Y siempre nombro a Ladystress, por que su verbo fue ejemplo para mi, me enamore de sus palabras, de su fuerza, me hizo apreciar el blog y su futuro, también recuerdo a SAM (Aunque por suerte ha vuelto), que sostuvo una lucha sin cuartel por la justicia demostrando que es posible ganar en este juego sin pasar por la carcel, ni tener que volver a la casilla de salida.  Me acuerdo de exprimid@, que nos mantuvo en vilo luchando por su causa, haciéndonos partícipes del sufrimiento y finalmente abandonándonos. Recuerdo a Expendedor_vendedor, que puso la primera piedra con palabras que aún recuerdan su nombre y le imaginan puño alzado clamando por la dignidad de este grupo.

Me acuerdo de avalon, y de eventual, que vino y se marchó como si fuera un ligue de verano del que jamás volvimos a saber. Y de ecchspt que con su extraño nombre también dejó grabadas buenas letras, y de labestia.parda que se subía por las paredes de este blog reivindicando su criterio. Y de Helmántico, y de Gladiatorefitec  rivalizando con deliciosas historias de cazadores y cazados. Y de Javier,  y spoliado, y kokolo, y longinos y hasta capitán garfio y otros muchos que no puedo nombrar por su extensión, que aparecieron una vez o algunos días como destellos, como fogonazos de una libertad incipiente, y que luego volvieron al silencio, y a los cuales recuerdo con nostalgia, como a los personajes de una novela antigua, o un paisaje de la niñez,  como a colegas del colegio, o esa entrañable melodía que suena evocándonos el pasado.  Recuerdo a todos ellos cruzando por el Blog, muchos como estrellas fugaces, escribiendo su nombre para la eternidad en este muro de desdichas y de lamentaciones.

Uno de Zaragoza, Antonio de Valencia, Perico2003, jose 20-enero-2009, y todos los que formaron parte de este grupo de pícaros rebeldes, de niños de la calle, de ex-combatientes, a todos os he puesto la falta... y espero que volvais.

Muro donde dejaron anotados sus nombres docenas de blogueros, que hoy forman parte de la historia de esta página. 




1 de septiembre de 2011

MULTISERVICIO

Por Vendedor activo


¡Oxigeno! (Campsared Blog)
Hay dias que me falta el oxígeno...
Llego al punto de venta con cuatro tareas pendientes a la vez:


1º Engañar al cliente y entretenerle más de lo debido. 
2º Cobrarle sin liarla. 
3º Convencer al cliente que lleva un rato esperándome de que no soy un vago, simplemente tengo un montón de gente en caja.
4º Limpiar manchas en pista, servicios hechos una mierda, reponer tienda, etc.

A eso hay que añadir correos amenazadores, "leyes" absurdas, como la prohibición de los prepagos, la incertidumbre de cada año por ver por donde nos van a apretar la tuerca porque según ellos ganamos mucho para lo poco que hacemos, y que no dejo de oir la puñetera palabra "crisis" en pista, tienda, noticias, reuniones, etc, para justificar vagancias, dejadez, derrotismo y recortes de personal.

En realidad no estoy harto de este trabajo, estoy harto de este pais.

Menos mal que algun dia puede que mande a la mierda a uno y a otro.

Ah, que a gusto me he quedao

Por eso, si algún día tengo la oportunidad...

Super-expendedor (Campsared Blog)

Publicado por Vendedor activo para CAMPSARED BLOG el 31 de agosto de 2011 

SEPTIEMBRE 2011, comentarios

Para leer los comentarios del mes de AGOSTO pincha AQUÍ

SEPTIEMBRE  tiene más de 400 comentarios.  Cuando llegues al final de cada página debes
debes pulsar  mas reciente>> o El mas reciente>> para acceder al siguiente bloque de  200.

                           Ir del 1 al 200 *
                           Ir del 201 al 400 *     Ir al más reciente»
                                  Ir del 401 al 600 *