COMPAÑEROS DE CAMPSARED



"Podeis decir lo que pensais de vuestros encargados, de los objetivos, de la venta activa, de los cursos, de Sumando valores, seguridad, promotores del cambio, sindicatos, y todo lo que querais. Hubo en tiempos un blog de un compañero en donde mucha gente dejó sus comentarios, hoy no existe y como alternativa nace CAMPSARED BLOG, para reunir a todos los que somos COMPAÑEROS DE CAMPSARED"



Este blog, como indica en la cabecera, originariamente fue creado por un compañero llamado EXPENDEDOR-VENDEDOR el 20 de noviembre de 2008 pero problemas técnicos le impidieron actualizarlo, lo que dio pie a la creación de esta segunda etapa renovada que es la que se abre a continuación.
Como aquel, mantiene la idea de tener una plataforma de comunicación, de reivindicación y sobre todo un medio de expresión para todos los trabajadores de CAMPSARED y de REPSOL, y a la que quedan invitados cualquiera de los trabajadores de EESS sean cuales sean sus marcas.



Bienvenidos todos a este foro de diálogo e información.



Recordar que si visitais esta página por primera vez, para conocer el contenido completo de este blog desde su nacimiento, deberíais comenzar por el antiguo blog pinchando en este enlace:

'www.campsaredsprint.blogspot.com'





26 de febrero de 2012

MIL PERDONES


*Por Nacho Polo Nachopolo  (Publicado en http://www.facebook.com/Soyexpendedor3 de diciembre de 2011 a la(s) 22:16) Adaptación Anksunamun

23 de febrero de 2012

LA TETA ENROSCADA

En este blog, algunos llegan, miran unos cuantos escotes, se relamen de algunos culos y se marchan, como si fuésemos un bar de carretera. Solo nos dejan el cerco del vaso de café o las salpicaduras de pis en el servicio. Luego volvemos a ser los mismos de siempre, apoyados con mansedumbre sobre el mostrador. Sacco con su chaleco negro, y su gran sombrero tejano, siempre solo, al final de la barra, como si fuera Doc Hollyday, se tambalea mientras bebe un whisky tras otro, ensimismado en esos tiempos de lucha obrera que quedaron atrás.
Revoltosina entra y sale por la puerta, con la camisa anudada en la cintura, botas camperas, poniendo música de vez en cuando en la gramola, a ver si cambia el ritmo y la cara de los habituales, mientras espera que llegue un forastero que merezca la pena, como para arrancarla de aquel lugar perdido, donde cada vez habitan más lagartos, corren serpientes y aúllan lobos de madrugada, como Encargado de Madrid o Parlatín, que una vez estuvieron en la capital del estado, y este poblacho les sabe a pólvora quemada y a hierbas muertas.

Vendedor Activo, viene cada semana con su carromato de ultramarinos, y telas, y artilugios para la casa o para el campo. Visita a menudo la ciudad, viste elegante, con chaqueta larga y una corbatilla negra y estrecha que se anuda como si fuera un lazo. Cuenta historias de otros lugares, que todos escuchamos con envidia. Revoltosina se prueba la moda de París, y se sonríe con el tocado de plumas que adorna su vestido. Maly rebusca entre las telas, busca la calidad, por que conoce el percal, y no responde a las palabras con que trata de engatusarla el vendedor.

Maly siempre anda sola, como todos, y ni siquiera espera salir de allí. Unos dicen que se lió con un viajante, otros que con una mujer. Su misterio lo oculta en su silencio, se sienta en una mecedora del porche, bebe una cerveza, y observa como pasan los coches, o los coyotes, mientras la inmensa luna se eleva sobre el horizonte del desierto.

Nuevamente dentro del bar, Golosinero, se pega lingotazos de bourbon, sin hielo, mata moscas hasta con la mirada, mientras Sam, desde una mesa llena de libros, le observa, siempre sorprendida, como lanza gargajos hasta la escupidera, y nunca falla, como si fuese un hecho matemático.
¿Golosinero? (Campsared Blog)
En otra mesa, cuatro tipos con acento extranjero juegan al poker en silencio, como si en vez del jornal de la semana se jugaran la vida. Trabajan en el ferrocarril. Sex-shop Red, Sprint5, Despistatus y Soy gasolinero vienen de vez en cuando a emborracharse, hasta que acaban por los suelos vomitando y sin saber sus nombres. Entonces, yo los arrastro hasta la calle, y allí los dejo al raso, canturreando canciones de su tierra mientras se les pasa la curda y vuelven al trabajo.

Adicto enreda entre la gente. Todo el mundo sabe que el simpático borrachín, solo busca el afecto de los otros, y que su afán es ayudar y tender manos, a cambio de un tequila que mantenga su sonrisa en la cara.

En la barra también hay un apache, Tellón , fuma en pipa y bebe hierbas que huelen a podrido. Tiene cicatrices en la cara y una larga y brillante cabellera de indio que le llega hasta la cintura. Revoltosina se toca el pelo cuando le observa el suyo.
Luego estoy yo, con delantal oscuro y patillas de motorista,  con la cabeza baja, murmurando, siempre sacando brillo a un vaso, o moviendo milímetros esas botellas o los cuadros, para que miren justo al frente, o estén ciento por ciento colocadas milimétricamente hacia la gente.
PULSA    PLAY

Revoltosina pone otra canción, mastica chicle, bosteza, se aburre, le descoloca a Sam los libros, y huele las hierbas del indio. El resto, la miramos de reojo, parte por que es mujer, parte por que no hay otra cosa que se mueva.
Sacco me pide un nuevo whisky. Termina el día, el sol se oculta, mientras la carretera desaparece bajo el brillo del atardecer y el polvo del camino. Pronto el silencio se apoderará de ella, y nos dejará de nuevo aislados, entre tinieblas, bajo los alaridos de las hienas, esperando que al día siguiente, algún inadvertido turista, llegue y deje su impronta, su relato, su olor, en este inhóspito garito del oeste que se llama Campsared Blog, y que en los días de viento, deja crujir sus letras en el tejado de madera, mientras los buitres revolotean molestos, por que no han podido dormir la siesta esa jornada.

PD.: Los personajes son inventados, todos lo sabemos, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, de ahí el título*, por que ninguno somos lo que parece (*Despistados consultar: Abierto hasta el amanecer).

15 de febrero de 2012

SACRIFICIOS

La Reforma Laboral que se aprobó hace unos días, y de la que se hablará en los próximos meses (y no siempre bien), ha supuesto una sacudida de varios puntos en la escala de Richter, un cambio de escenario para la clase trabajadora, que donde antes encontraba un barbecho más o menos aprovechable, ahora tiene un vasto desierto donde difícilmente su siembra o su trabajo van a resultar provechosos mas que para salir del paso, para llevar una vida miserable, como la que aguantaba "el burro de la tía Vinagre", un futuro de sumisión, de miedo, y de sacrificio, muy alejados de la brillante y lujuriosa economía de los pasados años, donde el espíritu de la bon vivant nos impregnaba a todos, y solo nos faltaba, como en el dicho, atar los perros con longanizas de las buenas, de Graus como poco.

Ahora todo eso se acabó. Ha llegado el gobierno -el que sea- pues no me caben dudas que cualquier otro hubiese hecho lo mismo, dados el servilismo y dependencia de nuestras relaciones con la troika* europea, y ha dictado sentencia, y no hace falta adivinar quienes son los condenados en esta historia. Algunos con una mano atrás y otra delante, y los afortunados, con un trabajo por el que estamos dispuestos no solo a rebajar los sueldos hasta un 20 %, sino incluso a adoptar posturas apropiadas para que el empresario se desfogue, alegando eso si, cuestiones económicas, técnicas, organizativas o de producción, nos enfrentamos a un panorama que como poco, podemos calificar de deprimente. Si no teníamos bastante con la desesperanza de un país arruinado, va, y pare la abuela, y son quintillizos; más esfuerzo sin recompensa.

En un plis plas, hemos pasado de hacer sacrificios, a ser los "sacrificados", osea, de pasar hambre, a formar parte del menú.  Y ya no tiene arreglo. Mucho tendremos que gritar en esas calles, para qué quienes han dictado esta condena, cojan el tipex y se pongan a borrar lineas del Real Decreto como quien tacha nombres de una agenda antigua. Mucho me cuesta convencerme.

Tanto como a los sindicatos, que prudentemente, han decidido no quemar sus naves en un viaje suicida hacia la huelga, a sabiendas de que la 'armada' de que disponen, no es tan invencible como dicta la situación, o tal vez por ello precisamente. El caso es que, primero, van a testar las fuerzas con una serie de manifestaciones a nivel nacional, algo así como una cata del melón, no vaya a estar verde y nos llevemos un disgusto. Y después, con el tiempo y una caña, ya veremos que es lo que cae, y si cae algo, por que de esta reforma, hay dos miradas contrapuestas que no llegan a aclararse del todo. Por un lado está el Gobierno, que aplica contundentemente su estrategia de salvación, contando como quien no cree mucho en los milagros, que, de momento las cosas van a seguir así de mal, y posiblemente peor, de aquí a final de año; "La reforma en si misma no va a generar empleo a corto plazo", ha dicho el ministro de Hacienda.  Es decir, no las tienen todas consigo. Eso lo llamo yo, curarse en salud.

Enfrente están los sindicatos, apartados del cuestionario, a quienes tan siquiera les mandaron un whatsapp consultándoles su opinión, como pasando de ellos con cinismo, tratándoles con una indiferencia olímpica. Ellos, los sindicatos, que tampoco ven mucha claridad en este asunto, desconozco si por 'falta de luces', han decidido tomárselo con calma y esperar, a ver qué pasa, no vaya a ser que se pillen los dedos alentando la madre de todas las huelgas, y luego salga mal. Comprensible. Habida cuenta que los dedos son suyos, y que a nosotros, nos encontraron en la calle, y no somos gente muy de fiar, pues nos vendemos fácilmente por un plato de lentejas o por un contrato a tiempo parcial; lo mejor es templar la gaita y serenarse, como si estuviesen en la sala de espera de un postoperatorio, aguardando pacientemente que el enfermo salga de la anestesia, y a ver como ha quedado. Me recuerda a ese chiste en que el paciente pregunta al médico "Doctor, doctor, ¿Después de la operación podré tocar la guitarra?" "Claro que si", le contesta "¡Que bien!, por que no tenía ni idea de tocar"  Pues eso, los sindicatos van a esperar a ver si unos cuantos empiezan a tocar la guitarra, y finalmente pueden formar grupos y orquestas para salir adelante con sus familias y sus deudas, y lo que parecía una España desolada, va convirtiéndose en pequeños corrillos musicales. Y si no, ya hablaremos.

Y en medio, los trabajadores, como los pasajeros de un Titanic, oyendo los violines mientras vemos entrar el agua y alcanzarnos el cuello. ¿Esta Reforma va a generar empleo?,  el problema es el "cuando", por que mientras unos ya ven el barco hundido con las algas y peces viviendo el pelotazo acuático, otros (los empresarios), sin disimular la sonrisa, piensan que este histórico cambio, es el comienzo de "una buena amistad", pero ¿con quién?, por que unos vemos un Abaratamiento del Despido, en mayúsculas, y otros, un incentivo a la contratación. Para gustos no hay nada escrito, es evidente.

Como conclusión de esta historia, yo lo que veo es a unos sindicatos moribundos, como un morlaco tambaleándose después de la estocada. De un plumazo (y nunca mejor dicho), se les ha apartado de los conflictos laborales que en muchos casos, se decidirán unilateralmente, pues en la mano de un empresario, ahora está transformar las condiciones de trabajo, con traslados, cambios de horario,  rebajas de sueldo, y ¡hasta despidos por disminución de beneficios -no por pérdidas-, durante tres trimestres!, todo ello sin contar con los sindicatos.

"Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre" (Apocalipsis, cap.6, vers. 12).  Los sindicatos y los trabajadores, tenemos nuestro porcentaje de culpa por contemporizar, por reírles las gracias cuando no la tenían. Y ahora estamos, con el culo al aire.

Esto no es Grecia, pero podría llegar a serlo. Tal vez es el momento de llenar las bañeras y sacar la cuchilla de afeitar. En esta crisis nadie se tira por las ventanas como en los años 30, a lo mejor ha llegado el momento de hacerlo.
Pero también, podemos optar por agruparnos con más fuerza que nunca, y demostrarles, con manifestaciones, con huelgas, que el futuro, es más nuestro que suyo, que podemos cambiar las cosas desde la indignación. Es el momento de hacer un esfuerzo común para levantar nuestra voz, y que ésta, más que sonar, retumbe en los despachos de quienes quieren ofrecernos en sacrificio ajusticiando nuestros derechos y nuestras posibilidades de llevar una vida digna y edificar algún futuro. Apoyemos las movilizaciones. Es el momento de mover el culo.


*troika llamado así el triunvirato que forman los organismos europeos UE,FMI y BCE.

6 de febrero de 2012

NON POR MOITO TEMPO

Por Vendedor activo

"Xalen a la xuperficie unox hilillox... " (sic), decía uno que yo me sé hace unos pocos años, cuando el mar ennegrecía y Mago de Oz, a través de su canción "La Costa del Silencio" pedía auxilio en nombre de la costa gallega, a todo aquel que quisiera acudir a solucionar en lo posible aquel desastre, que contó con el patrocinio de un ministro, que en ese momento se fue de caza, y pasaba del tema, un presidente que se dedicaba a sacar a pasear al perro por la casa blanca de aquel entonces, y planearle la guerra al moro, y un vicepresidente marioneta, con frenillo, que le quitaba hierro y petróleo al asunto diciendo ante los medios que aquello era un 'poquito de plastilina' que se le había escapado al hijo de un capitán griego y que se había caído al mar.

Siguiendo el razonamiento de aquella "Marianada", y sin querer mojarse, como buen gallego, para evitar el chapapote que cubre la superficie, se puede decir que la patronal va a "acariciarnos suavemente el cogote hasta que cojamos calorcillo"

Y no solo en este maravilloso sector en el que nos encontramos, sino en otros mundillos acostumbrados a bailar la Conga en cadeneta, les va a tocar, entre otras cosas, aprender a bailar con la coreografía de la infernal musiquilla del "ai se eu te pego", así, tal como se haga, marcando mucho el paquetillo, aunque prefieran inspirarse en los clàsicos como Mozart o a Haydn, por ejemplo, y dejar los bailongos de una vez.

Podrían sumarse al baile, todos los que más tienen y más se rascan la entrepierna, como la aristocracia (duques, marqueses y demás garrapatas), o cierto sector de la administración pública anquilosado en su puesto, por el que cobran diez veces el salario mínimo al mes, no sabiéndose a ciencia cierta que actividad desempeñan en su cargo, pero cuya cuestión es mejor no "menealla", por si montan en cólera.

Si el anterior gobierno, que era de izquierdas (supuestamente) no le tocó el campanario a toda esta cuadrilla de vagos, chupópteros, y acojonó, o lo intentó (hubo quien, por suerte, plantó cara, como el 15-M) al resto de currelas, no creo que un gobierno de derechas favorezca, de repente al trabajador de a pie. Dará azucar al empresario, para que engorde, y sal al obrero, para que no desfallezca y mueva las alas durante sus 8, 10, 12 o las horas que hagan falta, para mantener este país.

Pues solo faltaría, ¿Verdad, Marianín?


Cuando me despidan por cuatro duros, y contraten en mi lugar a un pobre diablo al que pagen dos y medio al año, me iré a Italia. Allí por lo menos me echaré unas risas con el dicharachero Monti, y sus divertidos contratos temporales, y viviré emocionantes aventuras como repartidor de propaganda y periódicos gratuitos , junto al coliseo romano, o como limosnero en la catedral de Fiorenze.

Porque se me hará muy difícil ver pasear a 'lumbreras' que apenas aprobaron la EGB, en cochazos oficiales y con más plata encima que el "Odyssey", mientras me ocupo en limpiar botas en la Plaza Nueva de Sevilla...

¡Viva Europa, la Merkel, la plastilina gallega, y la madre que los parió a todos!


Nota del administrador: Todos los comentarios y opiniones son personales, y pido perdón a quienes, manteniendo otro criterio, se sientan ofendidos, molestos o enfadados, y a todos quienes deseen ejercer su derecho de réplica, manifestar otra opinión o responder de forma libre y con pleno derecho a través de este foro, pueden hacerlo cuando lo deseen.

5 de febrero de 2012

EL CRACK (3ª parte)

A todo esto, comenzaron  a circular serios rumores que hablaban de ascenderlo, darle categoría de expendedor aventajado, de encargado de turno o de impulsor de ventas a jornada parcial.

Bonifacio, que así se llamaba esta figura de las artes y las ventas, se convirtio en un tipo popular, todos buscábamos su apoyo y colaboración.  Decíamos -¡Boni! - abreviándole el nombre -¿Me haces dos horas este viernes? -
- Claro hombre, lo que haga falta. -
- Pero no te las voy a devolver -
- No te preocupes, si son por un amigo...-

Y así fue prolongando su leyenda, traspasando fronteras en popularidad.  Le llamaban de Murcia, o de Teruel - ¡Oye! ¿Puedes venir este domingo por mi que quiero ver el Madrid-Barsa por la tele? , que te lo pague el encargado a fin de año -
- Por su puesto, lo que me pidas, los compañeros lo primero, ahí estaré -

Todo iba viento en popa, todo el mundo lo respetaba y lo quería.  Trabajaba librando tres o cuatro días cada mes, haciendo bajas y refuerzos, desplazándose donde fuera sin exigir ni un céntimo por horas a la empresa, -ya me lo pagareis cuando podais - decía.
Bonifacio, se había ganado a los expendedores y a sus jefes.

Pero ocurrió una gran desgracia.  Aquel verano, 'Boni', que había renunciado a irse de vacaciones para arreglar los jardines de la gasolinera, empezaba a mostrar algunos signos de cansancio, ya no cuadraba a 'cero', y las limpiezas y trabajos no eran tan finos como antes. La crisis, incrustada de lleno en nuestras vidas, ya no le permitía alcanzar las cotas del principio.

Se propagó el rumor de que la fama le había nublado el pensamiento, que se escondía de ciertos cometidos, y que sus ventas de SPO y de Rascas habían bajado mucho.

Aquella tarde del 11 de septiembre, Bonifacio sintió romperse sus dos 'torres gemelas'.  Cuando salía a la pista para limpiar los restos de una mancha, pisó mal un bordillo y cayó al suelo con estrépito rompiéndose un tobillo.  La mala suerte se cebó en un instante con su cuerpo, pues fue a clavarse el palo de la escoba por el culo en la caída,  y además, se lo llevó por medio un coche que venía a repostar partiéndole por cuatro sitios la otra pierna.

Era el final de un mito.  Le recogieron dolorido, aún con el palo haciendo asta entre sus carnes. Nadie se atrevió a desprenderlo, era como la espada excalibur clavada entre sus nalgas.  La gente se mofaba, y aún así, quiso cerrar el turno y rellenar varios checklist que le faltaban, pero se lo impidieron, y le arrastraron al hospital entre risitas contenidas. Fue algo triste, y sin embargo estábamos descojonados, una pena.

Aprovechando el accidente le robaron dinero de la caja, seis aceites de oliva y cinco paletillas de Guijuelo.
La empresa le descontó todas las faltas de su nómina, le sancionó sin empleo y sueldo por no llevar chaleco durante el atropello, y otros quince días más por trabajar más horas de las establecidas.

Bonifacio alegó que era accidente laboral, fue a pleito, pero la empresa se negó,  considerando que estaba haciendo el turno de un compañero sin estar reflejado en el cuadrante,  y además le acusaron de realizar actividades peligrosas como "correr" dentro del turno de trabajo. Le retuvieron la nómina y las pagas, le acusaron de provocarse la lesión y el atropello en un morboso afán de darse fama.  Le achacaron buscarse una salida fingiendo el accidente para sacar dinero,  y finalmente le acusaron de 'atentado social'  contra la buena imagen de la empresa, puesto que aparecieron fotos de Bonifacio en internet con el palo metido por el culo vistiendo el uniforme del trabajo en medio de la pista que alguien colgó en la Red horas después del incidente.
Todo un desastre. La lesión soldó mal, y tuvo varias recaídas. La empresa le tildó de farsante, de exagerar dolores, de falsear la verdad.  Tuvo una depresión, le abandonó su esposa y sus dos hijos, los vecinos le hacían pintadas homófobas sobre la puerta, perdió las amistades por vergüenza. En las alturas se comentaba que todo era 'cuentitis', que era un tipejo despreciable, con deleznables apetencias sexuales y un aprovechado, una lacra para los presupuestos, una maldita sabandija sin escrúpulos y con fortuna para lograr algunas buenas ventas. Además, y por aquello de la confianza, Bonifacio firmó al principio papeles sin mirar en los que renunciaba al finiquito y a hacer reclamación alguna en el futuro.

Aquello acabó mal, tuvieron otro juicio y al cabo de diez meses sin cobrar, hubo sentencia, y lo perdió.  Y encima le multaron por escándalo público,  le descontaron las costas de su sueldo pendiente, le exigieron más de siete mil euros por daños y perjuicios, y le despidieron con viento fresco.  Su trabajo fue sepultado por el tsunami del suceso. Destruyeron sus videos, sus carteles, su imagen, y la sustituyeron por la de un chico de Valencia que por lo visto era una fiera. La gente tiró cualquier recuerdo por verguenza, eliminaron sus fotos de los móviles, y nadie volvío a nombrar a Bonifacio salvo para echar unas risas cuando se hablaba del homenaje a la bandera.  

Moraleja:  'Arrímate lo justo a la lombriz, por si se convierte en anaconda', ¿¿Qué??, osea, limítate a cumplir con tu trabajo sin alardes, exige lo que es tuyo, y no esperes medallas ni favores. Las empresas suelen tener mala memoria.

FIN
El final de un mito: El "crack" (Campsared Blog)

*




Antes de leer este relato deberías dirigirte a EL CRACK (1ª Parte) y leer el principio de esta historia.






1 de febrero de 2012

CHUZOS DE PUNTA

No estaba bien que luciese un perfecto sol de primavera. No se correspondía la sórdida y dramática situación económica, con paisajes luminosos, arbolados, floridos, que lo que invitaban era a echar un buen polvo. En realidad con los tiempos que corren, el decorado debería ser oscuro, neblinoso, como en una secuencia de Fritz Lang , con un país deprimido, sin horizontes, donde M. el vampiro de Dusseldorf  (donde pone M. puede escribirse Merkel, por ejemplo), crea un desasosiego vital, por que cada semana va segando el pescuezo de nuestras perspectivas económicas y nuestros proyectos de futuro, empujando a Rajoy, al que no deja ni mudarse la bata de las amputaciones y las autopsias, azuzados por el ansia de sangre.

Es tal el clima dramático conseguido, que hasta Cándido Méndez habla de ligar los sueldos a la situación económica, y de mantener los salarios por debajo del IPC, ¡Santo Cristo! cualquiera diría que le ha mordido un zombie en las pelotas y ahora camina con la misma cadencia que el resto de los empresarios y políticos, babeando sangre, mientras los no infectados les huimos como a la peste. ¿Que ha convertido el discurso social en un capítulo más de The Walking Dead?

Hace apenas dos días han pactado subidas irrisorias del 0,5 y 0,6% para los años próximos, que considerando el coste de la vida en 2010 + 3,0%, y y en 2011 +2,4%, plantean un panorama de borrasca permanente, que no va a ver paraguas que proteja, ni bolsillo que no vaya a hacer aguas ante semejantes perspectivas. Pero si miras a Portugal, el paisaje todavía es más sombrío, han reducido a 22 los días de vacaciones, les han quitado cuatro fiestas, y les obligan a horas extras por la cara, cada vez que el empresario lo precise. Lo próximo será el derecho de pernada.

A este paso, no tendremos futuro, y la península ibérica deberá de estar siempre sumida en una niebla espesa, triste, anglosajona.  Se acabaron las verbenas, las ferias, la romerías a la virgen, a no ser para encomendarnos a su gracia. La subida del IVA silba de madrugada entre los árboles. Suben los alimentos, los impuestos, la gasolina, los periódicos,  todo lo que favorecía al trabajador se hace 'flexible', la protección del blandiblú se ha hecho cargo de todos nuestros derechos. ¿Y aún lucía el sol? ¿Es broma?
Por lo menos hace sol (Campasared Blog)
Los rostros compungidos, azotados por la sangría del paro, por la lacra de los desahucios, y por la tiritera de no saber que hostias vendrá después, y quien será el que tenga que sufrirlo, todas esas estampas de una España en proceso de derribo, no pegan con el solecito que se veía tras la ventana, no casan con el holocausto caníbal de los empresarios, robándonos algo más que la tartera.

A toda esta tragedia griega (en coproducción con el resto de Europa, desde luego), no le encajaban el calorcito y las terrazas, los paseos por el campo o los garbeos de escaparates por el barrio, no le pegaba el clima de este invierno dulzón con disfraz de primavera friolera que hemos tenido hasta la fecha.

Es como si el encargado de darle a la palanca del cambio de estación, hubiera sido despedido en algún ERE, y el eventual no se enterase de que en diciembre hay que apretar a fondo los cañones de nieve, darle al escape de la niebla algo más que un leve acelerón, y en enero poner a tope los aspersores de la lluvia y darle caña a la turbina que produce los vientos, para que las temperaturas se mantengan siempre a bajo cero. Seguramente no le renueven el contrato y en abril esté en las colas del INEM, por ofrecernos un invierno light, amanerado, sin vendavales que acojonen, ni heladas de las que aprietan los testículos y los dejan convertidos en nueces, y ponen los pezones de las chicas en permanente estado de tensión. ¿Y si todo hubiese sido intencionado? ¿Y si el clima tuviera termostato?.  Por que después de todo, las penas al sol son menos penas que las que sufres detrás de la ventana refugiándote de una ventolera de lluvia y chuzos del demonio.

Este regalo de la naturaleza, debe ser una oferta para mundos en quiebra técnica, si no, no tiene explicación. Con los recortes que hay en todas partes, lo más seguro es que hayan metido las tijeras en los apoteósicos inviernos llenos de nieves y efectos especiales costosísimos, y que en el cielo salga más barato aplicarnos el solecito o la noche americana, para que las pasemos putas, con la ilusión de que aún nos quedan lunes al sol, para contemplar el apocalipsis desde el banco de un parque.

Ahora que el tiempo vuelve a ser infernal (o invernal), o normal, como cualquier enero de los de antes, no espereis que dure demasiado, seguramente han encontrado un zulo con material pirotécnico, del que tienen guardado para la traca final del 21 de diciembre, cuando se produzca el Fin del Mundo predicho por los mayas, y recordado continuamente por el FMI. Y como lo incautado será poco, la semana que viene volverá el sol, que sin duda es de un coste más barato, y nos tiene más relajados.

FEBRERO 2012, comentarios

Si quieres leer los comentarios del mes anterior pincha AQUÍ

FEBRERO tiene más de 200 comentarios. Cuando llegues al final de cada página debes pulsar Cargar mas...>>  que aparece debajo del recuadro de comentarios para visualizar del 201 en adelante. Durante unos segundos (largos), cargará la página hasta que aparezcan desplegados (como en Facebook) el resto de los textos.


Puedes ver una imagen de como se visualiza: