COMPAÑEROS DE CAMPSARED



"Podeis decir lo que pensais de vuestros encargados, de los objetivos, de la venta activa, de los cursos, de Sumando valores, seguridad, promotores del cambio, sindicatos, y todo lo que querais. Hubo en tiempos un blog de un compañero en donde mucha gente dejó sus comentarios, hoy no existe y como alternativa nace CAMPSARED BLOG, para reunir a todos los que somos COMPAÑEROS DE CAMPSARED"



Este blog, como indica en la cabecera, originariamente fue creado por un compañero llamado EXPENDEDOR-VENDEDOR el 20 de noviembre de 2008 pero problemas técnicos le impidieron actualizarlo, lo que dio pie a la creación de esta segunda etapa renovada que es la que se abre a continuación.
Como aquel, mantiene la idea de tener una plataforma de comunicación, de reivindicación y sobre todo un medio de expresión para todos los trabajadores de CAMPSARED y de REPSOL, y a la que quedan invitados cualquiera de los trabajadores de EESS sean cuales sean sus marcas.



Bienvenidos todos a este foro de diálogo e información.



Recordar que si visitais esta página por primera vez, para conocer el contenido completo de este blog desde su nacimiento, deberíais comenzar por el antiguo blog pinchando en este enlace:

'www.campsaredsprint.blogspot.com'





27 de marzo de 2012

DERECHO A LA HUELGA

Por Vendedor Activo

Frente el futuro que se augura, donde, además de lo ya expuesto, yo creo que intentarán acabar con el Derecho a la Huelga, es preciso informar a cualquier trabajador sobre su legitimidad ante la misma.
Normalmente, a estas protestas, siempre se suman los 'sospechosos habituales': afiliados, enlaces, delegados, etc. Y parece que hay un miedo latente a relizar este tipo de ejercicios -completamente legales- salvo que pertenezcas a un partido político o a algún sindicato.

Existe un desconocimiento desmedido en este país en lo que a materia laboral se refiere, y en todo lo tocante a derechos y obligaciones de un trabajador. No hablemos ya de la organización del trabajo, tipos de contrataciones, seguridad, causas de extinción, etc.

Creo que en todas las escuelas se debería estudiar Formación y Orientación Laboral desde la ESO. La desinformación y la ignorancia, voluntarias o no, están haciendo un gran favor a los empresarios más carroñeros...

Y cada vez hay más rebaños que siguen a un macho cabrío por inercia, no por conocimiento de causa: "Si mis compañeros la hacen yo también"; "Si vienen los piquetes, cerramos y nos vamos"; "Depende de lo que diga el jefe" (esta la he oido hoy), etc.

Por eso os pido a las 60 personas que pueblan este foro, que difundáis el porqué de la huelga, como quien da un informe, de manera objetiva. Que luego cada uno saque sus propias conclusiones y tome su determinación.

Y de paso, explicáis, que el ejercicio huelguista es un derecho constitucional, similar al sufragio universal, de libre difusión y cumplimiento, con lo que nadie te debería discriminar por tu opción. Esto es muy importante que se conozca. Todavía hay una parte importante de la población que cree que vivimos en tiempos de la dictadura.

No hace falta que os subáis a una tribuna y entonéis la demagógica copla "compañeros, compañeras...". Ésa ya está muy vista.
Un compañero, un amigo, el vecino que tiene dudas,  necesita vuestro conocimiento, y que le digáis donde profundizar en la materia, si es que está interesado.

Ojalá consigamos, que por lo menos la gente piense por si misma.

26 de marzo de 2012

HUELGA DE DOBLE FILO

A mediados de esta semana tenemos un dilema al que enfrentarnos. Una respuesta societaria a la reforma laboral. Por un lado parece que el plante no va a servir de mucho (nuestras propias encuestas muestran un resultado apabullante).  El gobierno se ha apretado los machos, se ha atrincherado tras una recia mayoría absoluta luciendo músculo como un macarra de pantalones prietos, y en cuanto alguien protesta, le responde con chulería ¿Qué de qué?

La 'sobredosis' de votos es lo que tiene, da mucho músculo, y mucha libertad para arrear hostias (en Valencia fueron literales), aprobar reformas contra natura, o hacer trizas derechos que había costado lustros alcanzar. Pero, pelillos a la mar, este gobierno con el pretexto de arreglarnos la vida a los trabajadores, se la ha arreglado también a los empresarios, que además -en su mayoría- son votantes de la derecha.  Así pues, venga un detallito de bienvenida. Que les hubiese regalado un panettone ¿verdad?

El caso es que, tras la victoria electoral, todo han sido tijeretazos, cortes y recortes, como si Freddy Kruger llevara las carteras de Economía y Hacienda  y hubiese estado dando rienda suelta a las cuchillas provocando las pesadillas de los trabajadores.
El que más y el que menos, se ha pertrechado ya de betadine, vendas, gelocatiles y reflex para sobrevivir a las heridas y al vapuleo que va a durar un par de años como poco. Pesadilla de "Moncloa street" que los andaluces han asumido con coraje, sin amilanarse después de lo visto en las demás comunidades.  Ellos, como el japonés que se destripa en un hara-kiri, han votado al PP en las autonómicas, demostrando que en cierta forma, asumen el varapalo que les vaya a caer, aceptándolo como una penitencia.  Eso si, en un último arranque de lucidez, Izquierda Unida se ha llevado la parte del pastel que le tocaba al candidato Arenas aguándoles la fiesta. Lo siento por Arenas, que era mucho más guapo que Griñán, a la hora de lucir en las fotos oficiales.

En este punto, enfrentado a la decisión de hacer o no la huelga, varios pensamientos saltan dentro de mi, como las palomitas calientes, preguntándome como hemos llegado hasta este extremo. Al contrario que muchos españoles, no me siento culpable de la crisis, yo no voté al PP, ni considero justificada la escabechina que ha mutilado nuestros derechos laborales.

Yo, como todos -como la inmensa mayoría que conozco-,  trataba de llevar una existencia de disfrute moderado. Compré una casa que voy pagando con esfuerzo, celebrando las sucesivas bajadas del euribor.  Compré un coche pequeño que consumiera poco, que pudiera pagar en cuatro años sin extender mi deuda eternamente. Pagaba mis facturas, el agua, el gas, la luz, haciendo cuentas y apartando dinero para los gastos familiares. Cuando pude y me vi capaz compré una tele grande de plasma y de 100 hercios, aunque las buenas ya eran led y de 200 hz, por que debía pensar con la cabeza, y no con mi vehemente corazón. Mi móvil es ciertamente normalito, mi ordenador de oferta, ningún pepino de tropecientos megahercios. y compro ropa de precios asequibles en centros comerciales. Además, me gusta pasear, que es bien barato, y mis escaparates favoritos -y gratuitos- son los largos pasillos del Leroy Merlín donde disfruto imaginando lo que haría si tuviera dinero. Una vida que no es nada alocada como veis.

Fuera de aquello, siempre he volcado mis esfuerzos en hacer mi trabajo, subir las ventas y conseguir el bienestar para mi empresa y mi familia. Y ahora, de pronto, sin haber hecho nada extraordinario que perjudique a este país, sin vivir -pienso- por encima de mis posibilidades, sin tener deudas que no pague, sin jugar a la bolsa, sin inflar ninguna burbuja ni especular con mi vivienda, sin engañar a los mercados o a mi banco, ni pedir subvenciones, ni insultar a los guiris de Moody's o de Standar & Poor'sde pronto, me dicen que he jugado a los dioses, que por mi culpa y de otros como yo, el estado tiene un déficit bárbaro, las comunidades andan a la cuarta pregunta, y que mi ayuntamiento no va a gastarse un duro más, porque hay que pagar 60.000 millones que debemos a la Unión Europea.

No lo entiendo. Es por eso por lo que van a cortar donde se tercie,  más o menos hasta donde alcance la tijera. Van a subirnos los impuestos, pagarnos menos sueldo, paralizar cualquier mejora, abaratar la sanidad, la educación, subir el iva, mandar a miles de personas a la calle, y por si fuera poco, arrancarnos los derechos sociales, hacer que la pensión sea más pequeña, pasearnos por la plancha laboral para que el empresario tenga fácil arrojarnos al mar o bien hacernos comulgar con ruedas de molino. No es justo.

Me siento defraudado y sorprendido. Con un pasaje de tercera en el Titanic, viendo como el barco se hunde y a mi, y a mi familia, a mis amigos y vecinos nos echan la culpa por haber levantado un iceberg de polvo de ladrillo.

No me siento responsable de esta crisis, y sin embargo como el resto, he visto amputados mis derechos y  he sido culpabilizado, castigado por la reforma laboral y los recortes, y condenado a padecer precariedad para los restos mientras los que mandaban, banqueros y políticos, siguen viviendo a nuestra costa (ellos pagan sus deudas a un cómodo 5 % de interés), y con paternalismo hipócrita nos repiten con retintín: "Que sepais que lo hacemos por vuestro bien".

Llega a tal punto el optimismo de nuestros empresarios que no hace mucho como en un aquelarre, han llegado a convocarse cursillos en los que aprenden a sacarle provecho a la reforma manteando trabajadores entre aplausos y vítores,  explicando como asarlos a la parrilla para que estén crujientes.

Si creen que vamos a aceptar mansamente que se nos esclavice como trabajadores, si piensan que con el sacrificio y una injusta reforma laboral vamos a estar callados, se equivocan.  Abaratar el despido solo es una excusa.  Por eso, por todo lo que ya hemos perdido y más que se avecina, el 29 hay que participar.
Y no nos engañemos, esta huelga no es por los sindicatos, aunque con ella se reafirmen, pues el éxito de sus negociaciones depende muchas veces de actos como éstos. La huelga es por mostrar nuestra repulsa y apostar por la esperanza.

Agachar la cabeza no va a arreglar las cosas, y es posible que el miedo condicione la decisión de mucha gente, especialmente trabajadores eventuales, los de temporada, los de prueba, y ¿Los cobardes?  El doble filo de esta huelga nos asusta, y eso va a abrir una gran brecha entre los que manifiestan rechazo contra las medidas tomadas -que somos casi todos- y los que de verdad  van a mostrar en público su desacuerdo desafiando los miedos y las opiniones contrarias.  Por ellos, por nosotros, por todos, especialmente los que estamos fijos tenemos que mostrar nuestra queja, y hacer valer nuestro derecho a la huelga,  Hacer sentir a nuestros dirigentes políticos que no estamos de acuerdo, que no nos resignamos, que los trabajadores no vamos a pagar la crisis, que siempre que nos pisen vamos a protestar, sin descanso.  No habrá paz para los malvados que dictan leyes indignas o esclavistas que envenenan nuestro futuro devastando las conquistas sociales del pasado. Si no respondemos con contundencia, las medidas sucesivas que tome el gobierno serán aún más demoledoras.

Después de habérmelo pensado algunos días -sin la vehemencia de un sindicalista sino con el realismo de un trabajador-, he comprendido que hay sobradas razones para convencerse de que lo único que nos queda, aunque sea el último recurso y parezca que no sirve de nada, es la protesta, poner el grito en el cielo y apoyar esta huelga demostrando que no van a pasarnos por encima.

Por eso, y por cinco millones de razones más, a esta huelga, todos deberíamos ir, todos en nuestras estaciones tendríamos que estar de acuerdo y apoyar la movilización por el bien de nuestro futuro. Claro que el miedo es libre y la mayoría somos unos cagaos, pero eso, es otra historia.

19 de marzo de 2012

QUERIDOS INVENTARIOS

Que bonito es hacer inventario, toquetear toda la tienda cada mes, comprobar en las yemas de los dedos que, aunque parece limpio no lo está tanto.  Es la prueba del algodón de la limpieza.  Si después de contar todos los dulces, los dedos no están negros, es una Estación 10, ¡Qué les doblen los eurosoles, los puntos travel, lo que sea, o que les den una medalla!

Volviendo al tema, es bonito hacer inventario, saber que cada mes como la regla en ellas, tu tienes inventario, lo malo es las dos cosas a la vez, inventario y regla, y es que el asunto en si tiene sustancia, y me refiero al inventario.
Es el peaje que se paga para ser encargado ("Parirás a tus hijos con dolor, tendrás la regla y tendrás que hacer inventarios", triple castigo para ellas), un tributo mensual que el encargado marca en el calendario junto a las fechas importantes:  "Día 7, cumpleaños de mi hijo, día 14, inventario", y que prepara como los deportistas antes de un meeting decisivo.
- Esta noche no cariño -   - ¿Que pasa, tienes la regla? -
- No, tengo inventario -

Hacer inventario cada mes de cada año, y de todos los años que tengas en tu próspera vida de encargado, es un ejercicio de paciencia supremo, y un hecho ineludible como los impuestos o el IVA, y asumido como se aceptan la noche y la mañana, como la ancianidad, como una enfermedad sin cura, "¿Cómo estas?"   "Regular, tengo inventario"  "¡Vaya por dios! ¿Cuánto te queda?"  "Media tarde"  "Pues lo siento, espero que todo salga bien"
El hecho, es que a nadie le gusta, pasa lo mismo que con los michelines, es algo que está ahí, que jode, pero que hay que asumir, nadie dice: "¡Que le den por el c... al inventario!", lo pensamos, como quien piensa en el pibón que entra en la tienda, pero agachamos la cabeza y asumimos: "No puede ser, hay que aguantarse", ¡Menuda gracia!.
Y por si fuera poco, luego esta el inventario SAP, que es hermano menor del anterior, su cagarruta, el complemento que cierra la sesión, otro tocapelotas de aquí te espero, que a veces es más largo que el índice de Google.

Por cierto, ¿Quién inventó la norma de inventariar al mes? Uno que no tenía que hacerlo. Seguramente fue un zopenco de esos que paren los checklist, los 'planos almacén' y otras cosas inútiles o porculeras.

Contar toda la tienda cada mes tiene bemoles, ¿Conoceis otra empresa que lo haga?.  Podía haber dicho "uno al semestre o al trimestre", pero no, cada mes, Y gracias, por que pudo haber dicho: "Al mes dos veces", y casi lo consigue con el SAP, en fin...

¿Y los expendedores que ayudan a contar? ¡Pobrecitos! Y alguno habrá que hasta disfrute del recuento pensando en hacer méritos para ascender.  Pues yo no quiero, no me gusta, se me revuelve el intestino ¡Qué lata! ¡Qué suplicio!

Dicho de otra manera, es bonito hacer inventarios... cuando los hacen los demás.  Es agradable tener a compañeros y colegas alrededor contando y trabajando, tiznándose las manos, doblando el espinazo y trajinando para ganarse un puesto en el Olimpo de los aventajados, esa larga fila de aspirantes al trono de encargado del mes.  Son un ejemplo para mi. Les acompaño con mi espíritu, si, si, de corazón, y que así siga.  Aunque a veces también yo cuento;  es la excepción que confirma la regla.  La de los inventarios.

Hoy por cierto, nos tocaba inventario en mi estación, pero se hará otro día.  La encargada no vino, estaba mala.  Es la excepción que confirma la regla.  La que no es de contar.

Lubricantes (Campsared Blog)

12 de marzo de 2012

¿TIENEN DERECHO LOS SINDICALISTAS A BEBER CERVEZA?

Una compañera, que se llama -espero que no te moleste publicar tu nombre ya que es ficticio- Josefina Napoleón me ha mandado un email desde la cuenta creada por el ínclito compañero perro agradecido, en el que me manda esta fotografía publicada por el periódico La Razón el 20 de febrero de 2012, y un manifiesto desafío en su breve mensaje:

"Si te atreves pon la foto de tus amigos en el blog"


Siento que en un primer momento mi respuesta haya sido -y sigue en pie- que no publico fotos si no van respaldadas de un texto o un artículo que las adorne, y que esperaba se arriesgara con unas lineas de fina inteligencia sobre lo que opina de la foto que me envía. 

No obstante, por una vez, pues no atiendo peticiones de los televidentes, pues llevo esto como un hobby y no como una obligación, me he puesto a la tarea, con copia-pega si, pero cumpliendo sus deseos, y tan pronto he leído el correo, me he puesto a trabajar.

¿Tienen derecho los sindicalistas a beber cerveza?


La respuesta, en la portada de La Razón ¡Es intolerable: hasta les ponen un pincho, como si fuesen españoles de bien!.
Portada de La Razón (20/02/12) el día después de la manifestación contra la Reforma Laboral.

Podía desarrollar algunas lineas, pero prefiero dejárselo a la audiencia.  Sé que el tema es jugoso, de los que excitan el ingenio, de los que crean polémica para quien quiera verla -que habrá alguno-, así que simplemente reproduzco unos cuantos comentarios de los publicados al pie (en su día)  ante tamaña 'infamia e insolencia'. Hoy que también ha habido manifestación, ¿Habrán osado repetir la jugada?

  .ɐʇɐәqɹәqʎɔ dice: 

Todo español de bien sabe que los sindicalistas tienen contraídos votos de castidad, abstinencia, pobreza y abstención de drogas, bebidas alcohólicas y medicamentos. La desnudez o los harapos se les suponen asumidos conforme les dan el carné de afiliación.

  Antonio dice: 

No está claro que las vayan a pagar o que no sean robadas. Que de un sindicalista puede esperarse todo.

  Tyrion dice: 

¡Trabajadores tomando una cervecita un domingo por la mañana a la hora del aperitivo!
¡¡¡INTOLERABLE!!!
Afortunadamente ya falta menos para que esto sea causa de despido procedente. Cuando nuestro nuevo líder, el nunca suficientemente alabado Mariano Rajoy, presente las nuevas medidas para fomentar el empleo, esta holganza sin sentido se va a acabar.
Es que hasta ahí podríamos llegar, un trabajador descansando, vamos hombre…

  Atolladero dice: 

¡Coño!,  hemos llegado al punto de que tomar una cerveza en un bar ya es un lujo inadmisible para un izquierdista. Lo que hay que hacer es beber del río, o lamer el rocío del musgo, que lo demás son lujos burgueses.
Ya se sabe que el ser sindicalista lleva implícito el voto de pobreza y de abstinencia del alcohol. Ni esto nos van a dejar, los hijos de su madre de la regresión de siempre.

  P. dice: 

Lo más lamentable es su falta de solidaridad con los parados. ¿No les da vergüenza ponerse a tomar una caña cuando hay familias con todos sus miembros en paro? ¡¡¡Qué vergüenza!!! ;-)

  Krotitz / españolina caca dice: 

Por no hablar del olor a obrero que ha quedado impregnado en los bares de la zona.
Por muy subnormales que sean los lectores de La Razón nadie va pensar que estos trabajadores son terroristas que deban ser apaleados, que obviamanete, es lo que pretende Paco Maruenda

  Atolladero dice: 

En el fondo esto muestra la idea que tiene la regresía empresarial de los trabajadores. Si un asalariado tuyo tiene dinero y tiempo para tomarse unas cervezas, es que no lo optimizas lo suficiente y que vive a tu costa.
Bájale el sueldo y súbele la jornada laboral, y si no lo acepta, a la puta calle. Ya vendrá otro que trabaje más horas, más barato, por unos cacahuetes.


Marta Cabeza dice: 

Tras un desayuno tempranero en casa y 300 kilómetros de carreteras llenas de agujeros llegamos a Madrid. Hacía un día espléndido. Desde Atocha subimos andando hasta Sol charlando con la gente, compartiendo y discutiendo opiniones y opciones. Y si, nosotros también nos tomamos una cerveza con los viejos amigos, sólo una, la economía familiar no da para más. Hacía meses que no difrutamos tanto de un domingo. Mereció la pena el madrugón, el viaje, la manifestación, y la caña en Madrid.

 Pedro Peinado Gil dice: 

Bien rica estaba

  Krotitz / españolina caca dice: 

¿Y como saben que son liberados? supongo que paco maruenda lo habrá investigado
¡y se hacen llamar periodistas!

  Antonio dice: 

¿No les ves un brillo de codicia y amenaza en la mirada? ¿Eres incapaz de identificar en la forma de sus cabezas el deseo de quemar iglesias y violar monjas? Liberados, liberados, son liberados, cualquier español de bien se daría cuenta a la primera.

  Krotitz / españolina caca dice: 

Antonio , ahora que lo dices, es verdad, no me habia percatado, deben de ser del comando orcasitas.  Y por favor, no me diga que no soy un español de bien, yo quiero ser español, español, español, yo quiero ser muy español pero no me sale

 Pedro Peinado Gil dice: 

Y además me pegue un atracón en uno de los restaurantes vecinos con un amigo, por si era la última vez que podía pisar un restaurante con buena cocina. Y como decía otro amigo: vamos a hacer la revolución para que todo el mundo pueda ir en un mercedes. Perdonen la incorrección, pero, a vivir que son dos días, y los estreñidos que tomen fibra.

  anonadada dice: 

¿¿Provoca indignación general que vivan, o qué tomen cerveza??

  susoman dice: 

Los famosos comerciantes de Sol no le hicieron muchos ascos a las hordas rojas; en lugar de echar el cierre para salvar sus vidas y sus negocios, afrontaron el martirio a cambio de la caja extra del domingo. Los tenderos nunca han sido gente de fiar.

  susoman dice: 

Como todo el mundo sabe, el único alcohol que pueden tomar en domingo los españoles de bien, es el vermut después de misa.

  Fan (vergonzante) de Blasa dice: 

¡Sinvergüenzas! Si quieren beber cerveza como alemanes, que trabajen como alemanes!

  susoman dice: 

Están hablando en la radio los malvados protagonistas de la foto:
-Un afiliado (no liberado).
-Un afectado por un ERE no afiliado a ningún sindicato.
-Un jubilado, ni afiliado ni trabajador.

  bbbb dice: 

Lo jodido no es que los sindicalistas y manifestantes se tomen unas cañas un domingo a la hora del aperitivo… eso es casi un derecho.
Lo jodido seria descubrir como terminan las reuniones de los de la CEOE, que dado su poder adquisitivo les da para vicios mas caros que la caña con pincho…

 anonadada dice: 

Unos champán y mujeres y otros cerveza y croquetas. Siempre ha habido clases.

  Anksunamun dice: 

Menuda caradura, siendo gente de izquierdas sentarse a refrescarse después de haber estado andando bajo el sol. La gente que protesta que se joda, que se hubiera quedado en casa viendo alguna tertulia en la tdt.
Y los sindicalistas que revienten deshidratados antes de adoptar actitudes burguesas tan vergonzantes como la de tomarse una cerveza. ¡Vaya descaro! ¡Y encima fumarían! ¡Qué derroche! Vamos, vamos, vamos... y que nadie les mandara a los guardias.


Fuente: http://www.escolar.net/MT/archives/2012/02/tienen-derecho-los-sindicalistas-a-beber-cerveza.html

6 de marzo de 2012

VIVA C... LIBRE

Por Sex-shop Red 

Compañero (a todos los que censuran nuestras críticas), el día que pueda te cuento detalladamente mi tránsito como trabajador de Campsared. Entonces, supongo, comprenderás mi rencor.


Me parece perfecto que des tu opinión sobre esta empresa. Es más, te animo a que sigas haciendo todos los comentarios que consideres oportunos. Te pido, a cambio, que tú me dejes hacer lo mismo a mí.


A tus palabras ["Si no estais contentos en Campsared, dejar el puesto de trabajo a alguno de los más de cinco millones de españoles que lo desean"] solo puedo añadir, que mañana mismo pido el finiquito y me voy al paro.

El lunes, en cuanto me escabulla de la cola del INEM, me acercaré a la sucursal bancaria para hacerles saber que también abandono el piso puesto que no estoy nada contento con el devenir de mis condiciones hipotecarias.


El martes, 
hablaré con el parroco del pueblo para que prepare mi alma y la disponga a abandonar este perro mundo, esta perra vida con la que tampoco estoy muy a gusto.


El miercoles, 
estoy dispuesto a resucitar y daros un susto de muerte como el funeral que me celebreis no sea de mi agrado.


El jueves... ya veremos.


Muchas gracias por tus 'muy útiles' consejos.


DEDICADO A AGUIJÓN 40

Publicado por  Sex-shop Red  para CAMPSARED BLOG el 3 de marzo de 2012 01:18 - Adaptación Anksunamun

1 de marzo de 2012

LO QUE NOS MERECEMOS

Lo dijo el ministro de hacienda, lo dijo Sainz de Santamaría, y finalmente lo reafirmó el mismísimo Rajoy: "A corto plazo, esta reforma no va a crear empleo".  Así, tal cual, como lo estais leyendo, esta reforma solo sirve para minar derechos laborales, salariales y sindicales, para que los trabajadores sepan, que tienen un pie en la zona de trabajo, y el otro sobre una cascara de plátano. No queremos en los trabajos gente acomodada, de bolsillo suelto, que en cuanto te descuidas compran una tele de plasma o un piso con piscina, nuestro gobierno quiere gente acojonada, que trabaje por cualquier sueldo, y que no levante la mano ni para pedir ir al baño, que bastante tienen con los minutos de bocadillo.  Tal vez en el futuro se elimine también ese concepto (cuando se arregle el derecho a la huelga, por ejemplo), todo sea por la productividad, para que se mantengan en buena linea, sin pan ni grasas saturadas, cualquier cosa pensando en el bien de los trabajadores.

Este es el quid, 'beneficiar a los obreros'.  Mª Dolores de Cospedal lo ha repetido varias veces: "el P.P. es el partido de los trabajadores"; con un par. Y el resto de partidos de izquierda deben ser colectivos de segunda donde se alojan vagos, maleantes y sanguijuelas de este país. Lo dicho, con un par.
Y si el P.P. es el partido de los trabajadores y se desvive por corregir sus desfasados derechos, ¿quién se ocupa de los parados?.  Si la reforma no va a crear empleo de inmediato, ¿qué mierda de reforma es ésta?.  Perdón..., por lo de 'reforma', ¿Qué mierda de tejemaneje es éste?

Los que están en el paro tienen que estar disfrutando de lo lindo, casi tanto como los que tenemos un trabajo. De modo que, se ha modificado el mercado laboral para crear empleo... ¡A largo plazo!.
Los que ahora están parados si es que quieren comer caliente, ya pueden ir aprendiendo a hacer caldos, como Charlot, poniendo a hervir sus viejas botas de trabajo, por que el gobierno no ha previsto que trabajen en breve, sino cuando la situación mejore. Ole sus huevos.

Quienes tienen impagos de hipotecas, los que se asfixian con facturas que a duras penas consiguen abonar, los que malviven buscándose la vida por que el sistema no da para crear empleo, observarán ojipláticos como toda esta diabólica reforma concebida con el propósito principal de crearlo, va a aplazar sine die su objetivo consiguiendo tan solo poner patas arriba los derechos de los de abajo, para satisfacer y mejorar las condiciones de los de arriba. Viva la madre superiora.

Debo de ser poco objetivo. Como tengo trabajo no puedo comprender la delicada operación de reforma, mi cerrazón de obrero poco cualificado, no me deja entender la singular maniobra, y allí, donde el gobierno ve una perfecta y exquisita reforma, yo veo abaratamiento del despido, que en el mejor de los casos, conseguirá sustituir la mano de obra actual, por otra nueva y más precaria, "las gallinas que entran por las que salen" que diría José Mota.  Es decir, creación de empleo, puede, reducción del paro, en absoluto.

Y lo peor de todo es que tenemos lo que nos merecemos, estamos embarcados en un viaje satánico, y no parece que queramos bajarnos. Las movilizaciones (19-f y 29-f) han sido un tanto desinfladas -no por falta de gente, sino de bríos-, muy tranquilas, como de procesión,  como marchas cicloturistas, con muy buen rollo y gente disfrazada, nada de multitudes exaltadas -salvo los estudiantes, y era por otra cosa-, nada de encendidas proclamas que como un vendaval sacudieran la conciencia política. Acaso algunos vientecillos molestos moviendo las cortinas, o enredando la ropa que había en el tendedero, nada que no se solucione recogiendo la colada, y cerrando alguna ventana.  No ha hecho falta asegurar los batientes ni clavetear tablones para escudarse del torbellino de protestas.  Ésa es al menos la conclusión sacada por los afines al P.P., que consideran insuficientes las movilizaciones, y "muy distantes del apoyo masivo obtenido por su partido en las urnas" (sic).  La manifestación de miles de españoles no ha sido explícita, ni lo será (parece ser) la huelga que tanto cuesta convocar. Tal vez, por que España es un país sometido, resignado a su suerte, que ya no tiene fuerza para levantar puños -casi ni para alzar los culos del asiento-, la teoría pepera del  todo a 20, del cinturón bien prieto fajando con rigidez la cinturilla, ha conseguido calar en esta sociedad malherida, convenciendo -y me cuesta escribirlo- tanto a los empresarios (eso es lógico), como a los trabajadores y curritos en general (a una buena parte por lo menos).


Todo el mundo protesta en la barra de los bares, en la salida de las fábricas, alrededor de la máquina de café y en los mercados, pero, todos queremos que protesten los demás, que arreglen nuestros problemas los mismos que han montado este cirio, pero ellos, silban con disimulo, miran hacia otro lado, y esperan a que escampe.

Si quieres engañarte, puede que incluso, en medio de las manifestaciones se respirara cierto aire de victoria, de 'no nos moverán', pero la calle es una cosa, e internet o las urnas otra muy distinta.  Si rebuscas por foros en la Red, enseguida descubres un debate a dos bandas (¿Dos Españas?), que se llena de razones y que enfrenta posturas.  Los sindicatos han ido tanto tiempo con los pantalones bajados, que muchos piensan que incluso llevan puestos los tirantes prestados por la patronal, que siempre ha sido de llevar pantalones holgados, prendidos con elásticos,  y con grandes bolsillos donde meter los fajos de 500.

Con sindicatos desacreditados, con media España convencida de que el 'mesías' Rajoy va ha producir panes y peces, e incluso a abrir las aguas para que fluyan los empleos, nuestra travesía del desierto se da por descontada. Aunque juntemos siete plagas en forma de huelga general, vamos a tener que aguantar carros y carretas  hasta dentro de cuatro años por lo menos, y para entonces ¿Seguiremos trabajando?.


POR FAVOR, NO DEJES DE VOTAR ESTE ARTÍCULO A CONTINUACIÓN. GRACIAS

MARZO 2012, comentarios

Si quieres leer los comentarios del mes anterior (Febrero) pincha AQUÍ

Leer del  1 al 200  - del 201 al 400›  - del 400 al 600»



MARZO tiene más de 600 comentarios. Cuando llegues al final de cada página debes pulsar Cargar mas...>>  que aparece debajo del recuadro de comentarios para visualizar del 201 en adelante. Durante unos segundos (largos), cargará la página hasta que aparezcan desplegados (como en Facebook) el resto de los textos.


Puedes ver una imagen de como se visualiza: