COMPAÑEROS DE CAMPSARED



"Podeis decir lo que pensais de vuestros encargados, de los objetivos, de la venta activa, de los cursos, de Sumando valores, seguridad, promotores del cambio, sindicatos, y todo lo que querais. Hubo en tiempos un blog de un compañero en donde mucha gente dejó sus comentarios, hoy no existe y como alternativa nace CAMPSARED BLOG, para reunir a todos los que somos COMPAÑEROS DE CAMPSARED"



Este blog, como indica en la cabecera, originariamente fue creado por un compañero llamado EXPENDEDOR-VENDEDOR el 20 de noviembre de 2008 pero problemas técnicos le impidieron actualizarlo, lo que dio pie a la creación de esta segunda etapa renovada que es la que se abre a continuación.
Como aquel, mantiene la idea de tener una plataforma de comunicación, de reivindicación y sobre todo un medio de expresión para todos los trabajadores de CAMPSARED y de REPSOL, y a la que quedan invitados cualquiera de los trabajadores de EESS sean cuales sean sus marcas.



Bienvenidos todos a este foro de diálogo e información.



Recordar que si visitais esta página por primera vez, para conocer el contenido completo de este blog desde su nacimiento, deberíais comenzar por el antiguo blog pinchando en este enlace:

'www.campsaredsprint.blogspot.com'





21 de febrero de 2014

COSAS SIN IMPORTANCIA

No quiero generalizar, pero quiero que se me entienda.
Supongo que a todo el mundo le han explicado dos conceptos, el RE y el RES, que corren de estación en estación contagiándose como la gripe. En realidad nadie nos ha explicado mas que eso, ni como es el proyecto, ni en que consiste ni a cuantas estaciones ocupa. Se ve que entienden, como otras muchas veces, que esas son cosas sin importancia, algo que a nosotros, ni nos compete ni nos tiene que interesar. Creen que los expendedores, con saber lo del ratio -por si alguien nos pregunta- tenemos suficiente información para salir del paso y hacer nuestra faena.

Pues bien, debo hacerles saber a los cerebros grises que idean estos asuntos -convocando incluso reuniones urgentes- que a los expendedores nos importan un bledo los ratios y los cuadros de mando -de numerajos ilegibles-, y el seguimiento del Plan Hunting, y los rankings, y la maldita puntuación del e3.  Siento haber desmochado su ilusión. Del mismo modo que al final se sabe que los Reyes Magos son los padres, hay que descubrirles a estos ilusos de una vez por todas, que estos inventos nos aburren más que una película de Isabel Coixet.

Hay ciertas cuestiones que nos repiten como si fueran a salvarnos la vida, sin darse cuenta que nuestro interés es puramente coyuntural, que lo mismo que hacemos caso de sus cifras brumosas y aburridas poniendo cara de interés, lo mismo haríamos con quien nos cuenta sus desengaños amorosos, las anécdotas de sus hijos o la  terrible marcha de su negocio. A todos ellos atendemos con paciencia y respeto, y evitamos darles palmaditas en la espalda para que no se note demasiado que estamos deseando que terminen.

Son éstas las cosas en que insisten pero hay otras curiosas, sugestivas, e incluso que afectarán nuestro futuro y que nadie nos cuenta, ni el encargado, ni el jefe de zona, ni la web oficial de Campsared -que no existe-, ni se cuelgan en los tablones, tal vez por que alguien piensa, que esas son cosas sin importancia que a unos mindundis trabajadores del montón, ni les van ni les vienen, puesto que solo son hormigas obreras (los encargados también lo sufren con cierta frecuencia; vaya también por ellos).

Bueno, pues contaré algunos cotilleos de los pocos que pillo deslizándome por los pasillos y entre los jefes, como un robacarteras cualquiera, son cosas que nadie nos trasmite y que de pronto un buen día nos sorprenden por que aparece un operario y dice: "Voy a instalar un lavadero para perros" -por poner un ejemplo- y tu llamas patidifuso al encargado/jefe de zona: ¿Van a poner un lavadero de perros?-
-Si, si, -contesta-  ya lo sabía, que lo monten a la derecha del aspirador-

Expendedor-monigote (Campsared Blog)
¿Y a mi... -y a nosotros- por que nos nos habían contado nada? Alguna pequeña filtración, una avanzadilla, ¿Por qué nos consideran tan insignificantes que casi nunca nos cuentan lo que van a hacer con nosotros o en nuestro centro de trabajo, ya sean cambios de horario, subarriendos o instalaciones varias para que no nos pillen con cara de besugo?

-Que vengo a poner un cartel de 50x50 anunciando una peli de zombis-
-Pues hala, pon lo que quieras, por mi como si construyes un chiringuito playero, eso si, rellena el parte de trabajo y enséñame el carné- Acabas siendo así a fuerza de vivir como un mero recepcionista.

Volviendo a las primeras lineas, el RE es el ratio por estación, el dinerito que sacamos a cada cliente, la división entre el total de tienda y las transacciones que tenemos, y el RES, el ratio de estación por segmento, es decir entre las que son como nosotros, las que tienen las mismas ventas y problemas, las que cojean del mismo pie.

Pero ¿puedo pedir a los encargados JASP que tenemos en Campsared que nos cuenten algo más? ¿Puedo rogarles nos informen de otras cuestiones que las meramente formales, lo que hierve con nosotros, bajo nosotros o alrededor de nosotros, y hacernos partícipes de sus correos in touch, esos que esconden secretillos, para que todos sepamos que se cuece por ahí?  En otras palabras, ya que depende de vosotros, ¿por qué no nos contais todo, todo y todo? desde la parte rosa a la parte azul, lo que se viene encima y lo que se puede ir, lo que ocurre con unos y con otros, lo que se prepara, los "secretos de alcoba" laborales, lo que cuentan los encargados entre ellos sobre los entresijos de la empresa.  ¿Qué pensais, qué esperais, qué creeis...? ¿Cómo es el jefe de zona, a qué dedica el tiempo libre? ¿De donde es y en que lugar se encabritó por ti (o con otro/a)?

Ya está bien de papeles sin sustancia que, como pergaminos colgais en el tablón, con jeroglíficos, con ratios "interesantísimos" que nos ilusionan como un plato de acelgas o una col de bruselas sin aliñar. ¡Por favor, echarle un poco de sal, aceite y vinagre a las informaciones de la empresa, no seais insípidos ni siesos, sed algo más que la voz de su amo, que somos un equipo, coño!


POR FAVOR, NO DEJES DE VOTAR ESTE ARTÍCULO A CONTINUACIÓN. GRACIAS

8 de febrero de 2014

QUE DIOS NOS PILLE CONFESAOS

No suelo publicar textos que no son de la casa, pero, la verdad, es que este artículo publicado en la web www.revistaestacionesdeservicio.com es inquietante, y desde luego, en las reuniones que tratan de hacer piña institucional, es decir en los SUMANDO VALORES, nadie nos ha contado nada, ni ha habido un pequeño desliz, posiblemente para no desmotivar a la tropa, pero ¿corremos peligro?

Por un lado se apuesta por volver a las costumbres de hace veinte años, osea, echarse a la calle y volver al servicio atendido. Muy bien, y cuando todas las marcas hagan eso y los clientes habituados al autoservicio, se acomoden a la nueva práctica ¿que vendrá después?. Sabemos que la situación del país dista mucho de arreglarse para los ciudadanos, el dinero no se mueve y apenas se crea empleo, el desmayo económico va a prolongarse varios años. Esto quiere decir que no vamos a mejorar, aunque retrocedamos en el tiempo y limpiemos las lunas y comprobemos el aceite como en la década de los 50. Seguramente sacaremos de nuevo a pista el Wynns o lo que sea, pegatinas, llaveros, artefactos electrónicos, o cucuruchos de helado. Este negocio va a empeorar en todos los sentidos, tal vez en poco tiempo alguien nos diga: "¡Chico! lleno", mientras nos acerca la llave por la ventanilla.

Lo que está claro es que la empresa quiere "sumar valores" a su parte económica, y nosotros somos los pequeños obstáculos a superar. Si el proyecto low cost se extiende, será malo para nosotros por que se perderán trabajadores en los puestos de trabajo, y si no funciona, será peor, por que se perderán empleos. El barco nunca se va a hundir es cierto, pero si todo sigue igual se librarán de lastre, y ahí entramos nosotros, con mochila o sin mochila, no sé quien pesará más, pero de ésta no nos libran ni los sindicatos alzados en plan Agustina de Aragón, así que es mejor que recemos a la Pilarica.


***********************************
Dice apostar por la calidad, pero se prepara para el suministro desatendido

Repsol pone una vela a dios y otra al diablo


Autor: Estaciones de Servicio
Repsol pone una vela a dios y otra al diablo
(Repsol).
Repsol está reuniendo durante estos días a su red abanderada en diversos encuentros que se están llevando a cabo en todas las delegaciones territoriales de la compañía. En estas citas, altos directivos de la compañía explican a los empresarios de estaciones de servicio cuál es la situación actual del mercado y qué iniciativas emprenderá Repsol para mantener o mejorar su posición en cada una de las zonas en que divide el territorio nacional.
En estas reuniones Repsol pone una vela a dios y otra al diablo. Y para muestra, un botón: mientras que el director de red de gestión directa, Miguel Apoita, recomienda a sus abanderados pasar del autoservicio al atendido, ya que esta última fórmula “mejora las ventas”, el director de Estaciones de Servicio en España de la petrolera, Antonio Calçada, reconoce que si a pesar de las fortalezas de la marca las ventas siguen cayendo hay que bajar el precio. Si aún así se siguen perdiendo litros, el directivo apuesta por ir hacia el modelo low cost (desatendido).
Y es que, a pesar de que la calidad y el prestigio de marca parece ser uno de los valores en los que la petrolera quiere cimentar su crecimiento, lo cierto es que Repsol ya está haciendo tests para integrar Solred en los sistemas de autopago 24 horas, en lo que parece ser el paso previo para incorporar esta tecnología a las gasolineras Campsa Express. De hecho, desde la compañía reconocen que esta primavera comenzarán a hacer pruebas pilotoen este sentido.
El pasado verano, cuando trascendió el lanzamiento de Campsa Express, desde la propia petrolera explicaron a algunos medios de comunicación que a pesar de realizar una cuarta parte de sus ventas gracias a los descuentos de su tarjeta Solred, estos no podrían aplicarse en su nuevo modelo low cost porque perdería rentabilidad.
Sin embargo, por lo comentado por los directivos de Repsol durante las reuniones que están manteniendo últimamente con su red, este problema parece estar solventado y la primera petrolera española podría lanzarse de lleno al low cost.
Guerra low cost
Aunque lo cierto es que Repsol ya ha entrado en agresivas guerras de precios en no pocas ocasiones. Esto ha provocado las quejas de los gasolineros abanderados con la compañía, que ven cómo para aguantar el envite de alguna low cost la petrolera baja sus precios y hunde a las estaciones de servicio de su entorno, independientemente de su bandera.
En palabras de los responsables de la petrolera, la política de la casa con respecto a la competencia de las gasolineras low cost pasa por mantenerse a la expectativa y, en algunos casos, entrar a responder algunos ataques concretos de ciertas instalaciones compitiendo en precio de forma muy agresiva.
Estrategia
En cualquier caso, la estrategia de Repsol para los próximos años pasa por mantener tanto su red propia como la abanderada. Además, la petrolera quiere centrar el esfuerzo de sus estaciones en mantener el volumen de litros vendidos y en incrementar las ventas del segmento non oil. El márketing será otra de las puntas de lanza del plan de Repsol, que pretende incidir en la calidad de su producto y en la potenciación de la promoción conjunta que mantiene con El Corte Inglés.
En los encuentros que los máximos responsables de la red de estaciones de Repsol mantienen con sus abanderados, los representantes de la petrolera sostienen que a pesar de los límites que la Ley 11/2013 establece para la apertura de nuevas estaciones de servicio en hasta 35 provincias, lo que sí pueden hacer es dar de alta nuevos COCOs (estaciones propias) o CODOs (estaciones abanderadas) si dan de baja otros puntos de suministro. La lectura, confirmada a Estaciones de Servicio por varios de los asistentes a esas reuniones, es más que evidente: “cambiarán puntos malos por otros mejores”.
Críticas a la CNMC
En el transcurso de esos encuentros, el director de Estaciones de Servicio en España de Repsol, Antonio Calçada, se muestra especialmente crítico contra el Gobierno “por frenar a Repsol” y contra la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que en su resolución del pasado mes de diciembre dejaba claro que las estaciones de servicio con vínculo CODO (los denominados gestores) sí debían cumplir las exigencias incluidas en la Ley 11/2013.
Y es que, a pesar de que el texto legislativo no impone determinadas obligaciones legales ni de adaptación a este tipo de contratos CODO, esos contratos y sus cláusulas tienen que cumplir la normativa de competencia, que se debe aplicar en paralelo. “Especialmente porque su finalidad ha sido, precisamente, aumentar la competencia”, explicaban recientemente desde Aguayo Abogados.
La consecuencia práctica de la resolución de la CNMC es que las petroleras “no podrán fijar indirectamente el PVP” a sus gestores. Sin embargo, Calçada afirma en las reuniones con su red de abanderados que Repsol “no considera cambiar esos contratos a otros con venta en firme”.

Artículo copiado de: www.revistaestacionesdeservicio.com


POR FAVOR, NO DEJES DE VOTAR ESTE ARTÍCULO A CONTINUACIÓN. GRACIAS

1 de febrero de 2014

ALGO ESTA CAMBIANDO (Sumando Valores 2014)


Tal vez habituado en exceso a los encuentros escabrosos, siempre que se anuncia una reunión, de cualquier tipo, aunque sea de la comunidad de vecinos, yo intuyo problemas. Con las del trabajo pasa igual, ya sea la habitual con el encargado y su lista de mandatos, de consejos, de contraórdenes o de buenos propósitos para los meses venideros, yo siempre aprieto los dientes pensando que se va a anunciar algo malo. Y no digamos cuando viene el Jefe de Zona, tienen que encerrarme en el baño para que no me escape, siempre pienso que será como antes, y no hace tanto, que se presentaban con la metralleta cargada de ultimatos y apercibimientos.

Es cierto que hace tiempo, que se ha suavizado el ambiente, ya no silba la guadaña cada final de mes, tampoco nos acucian con tremebundos rankings que te muestran que estás en zona roja, como un maqui, y que te pueden volar los sesos como te pares a fumar un pitillo y dejes de vender. Corren vientos tranquilos, de esos que invitan a respirar serenamente, como si estuviéramos a salvo.

También es cierto que hemos estado tanto tiempo bajo la dictadura, soportando la intimidación de unos jefecillos infames con criterios militares para dirigir las plantillas, que ahora, como ratoncillos desconfiados, asomamos el cuerpo y en seguida corremos al próximo agujero, no vaya a ser que pinten bastos en cualquier momento y nos devoren. Nos parece ficticio que no nos quieran atacar, que de pronto se dediquen a alentarnos y ya no tengan interés en utilizarnos como guarnición en sus aquelarres presupuestarios.

Yo personalmente no me fió, eso de convivir apaciblemente con los lagartos de "V"  me produce cierta inquietud. En fin, las circunstancias de cada uno dictarán, como suele decirse, tal como le ha ido el cuento a cada cual, así lo contará.

A estas alturas, media España habrá acudido ya a este evento llamado Sumando Valores. Parece que han cambiado los vientos y se anuncian reuniones de confraternidad en vez de controversia.

El caso es que hace unos días acudí a la temida reunión, no por inesperada, sino por que conozco que las cuentas de la empresa se han emborronado de tal manera que ya no admiten correcciones. Los últimos cuatro años hemos ido de culo cuesta abajo, como todos, pero como se trata de nuestra empresa, da canguelo, por si enchufan la batidora o la sierra mecánica y se ponen a majar o a hacer podas imitando al gobierno.

Me citaron por la tarde, sin comer, y en un sitio recóndito que me costó encontrar, como si el destino tratara de cambiarme la ruta ¿Por qué demonios no nos emplazaron en un lugar más fácil de localizar?. Eso sirvió para despertarme los nervios, que en definitiva estaban deseando asomar. Encima, el gps dio señales de agotamiento antes de llegar a mi destino, y tuve que recurrir a los paisanos para que me indicaran donde estaba el cubil de Repsol; en un rincón sin calle, con una puerta que simulaba un bunker o un hospital psiquiátrico donde acudía, bajo una situación de estrés, para que me lavaran el cerebro... Demasiada novela escandinava, si.

Siempre que acudo a estas reuniones, lo hago bajo presión, como quienes están en libertad condicional y tienen que acudir cada semana a dar fe de que no se han escapado a Brasil. Yo no me había escapado, a punto estuve después de dar vueltas y vueltas para encontrar aparcamiento, pero al fin allí estaba, andando por pasillos singulares que simulaban el universo de Nikita.


Llegué antes de tiempo esperando que hubiera canapés, algún mínimo tentempié, pero nada, los malos tiempos han suprimido hasta las magdalenas en el espacio del café. Así, con el estómago rugiente, poco a poco fueron llegando los demás, en silencio, mirándonos los unos a los otros, como si acudiéramos a un casting y fuéramos rivales  -¿Tu eres...? -Si, yo soy.

Después de presentarnos como en las reuniones de alcohólicos anónimos asumiendo nuestra condición de empleadillos, empezó la reunión. Apareció el Delegado Regional, sin tambores de anuncio, ni fanfarrias; de no haber sido por que lucía corbata hubiésemos pensado que se trataba de un pardillo más como nosotros que había sido citado para leerle la cartilla.

Cuando llegó se presentó tranquilamente, con llaneza, soy fulano de tal y vamos a pasar un rato juntos. Y así fue, sin embargo algo había cambiado, desde un principio se notó que estaban puestos en nuevas técnicas de motivación, y lo primero fomentar la cohesión. El Delegado trató de hacernos ver que no habría fusilamientos sumarísimos por discrepar u opinar libremente. Para eso estábamos allí, para vernos las caras sin quedarnos con ellas (aunque una de las primeras fotos me retrató la jeta y recordé los tiempos de las purgas).
El "Jefe" sorprendió por su campechanía. Y en fin, tras presentarnos vimos el primer vídeo de autobombo, el fabuloso mundo de Repsol con música de Parque Jurásico (John Williams).


Conversamos sobre el sentido de pertenencia a Repsol; un buen tema para empezar. Allí surgieron las primeras dudas, ¿Somos Repsol de 'pata negra' pese a vivir en los suburbios?. El run run hizo notar que hay discrepancias, y hubo opiniones para todos los gustos. Buena parte de la reunión se nos fue en un que sí, que no, como si discutiéramos la legalidad de un gol. El Delegado nos hizo ver que somos tan de Repsol como los monolitos, que aunque nos paguen menos y nos tengan algo desamparados, siempre piensan en nosotros cuando se acuestan o se ponen a echar cuentas. Cuentas que por cierto no van nada boyantes, la linea que reflejan de los últimos años, tiene el mismo ángulo que la quilla del Titanic antes de hundirse, están prácticamente en caída libre, como un parapente averiado, no me extraña que pasáramos por encima de este tema para no aguarnos la jornada con cifras color rojo.

A continuación, vídeo del presidente Apoita reiterando con insistencia que "debemos ser excelentes (sic)", excelentes por esto, por aquello y por lo de más allá. Por un momento pensaba que estaba hablando de Cristiano o de Messi frente al resto de jugadores de la liga.

Cuando terminó hubo un silencio cómplice, casi todos nos miramos escépticos, aunque me pareció escuchar a alguno convencido del todo tarareando por lo bajo: "Soy un muchacho excelente, soy un muchacho excelente..."; seguramente algún encargado lameculos.

En serio, la reunión transcurrió por unos cauces mucho más agradables que en años anteriores, el Delegado trató de establecer contactos en la 3ª fase y hubo lisonja para todos, pero además, algo más íntimo, hubo cercanía, nada de discursos grandilocuentes, nada de ultimatos, trató de crear conciencia de grupo y de entidad, y consiguió, en un ambiente relajado, que rematáramos una jornada de acercamiento muy satisfactoria.

Hizo hincapié en algo de que no teníamos muy claro: Nosotros somos gasolineros, y como otros venden pescado, nuestro negocio es vender litros, y si de paso cae algo más, mejor. No nos convenció mucho, algunos pensábamos que el combustible se vende solo, por calidad, por prestigio, y que lo que hay que currarse es la venta de chuches y otros productos con colesterol. Pues no, como si fuera un fuego de campamento, nos agrupó y nos contó historias de miedo; todo rezumaba a técnicas de motivación americanas. En alguna de esas reuniones se grita, en otras se salta o se corre a la pata coja, y en esta se iba de enrollaos. Solo faltó sacarnos los zapatos y fumarnos unos canutos en prueba de camaradería.
Tras el broche final del "pasa la bola" (Role play) fuimos a merendar a un sitio distinguido, con camareros de cuello almidonado y estrictos como un cobrador del frac. El piscolabis tuvo lugar en un salón grande y desangelado, sobrio como el de un velatorio. De no saber que estábamos en una cita de la empresa, hubiera esperado que en cualquier momento nos dijeran: Ha llegado la hora de la incineración.

La presentación mínima en las mesas y la ausencia de bebidas alcohólicas, daban cuenta de hasta que punto van las cosas mal. Aquello era parco hasta el extremo. Para los que llevábamos varias horas sin comer, aquellas tapas espartanas debieron producirnos delirios, un cuadro surrealista que ilustraba la precariedad de estos tiempos de crisis. Comimos no sin precaución, un picoteo de más y el de al lado podía quedarse sin probar bocado. Eran raciones frugales para gente sin alegría. Un detalle, perdón, un detallito al fin y al cabo.
PLAY Después de un rato de cháchara nos despedimos. Nos lo pidió personalmente el Delegado: "No os vayais sin decirme adios", y no era para pasarnos la factura del ágape, sino para agradecernos la asistencia y dar muestra de su cercanía. Al fin parece que algo está cambiando; eso indican las opiniones de la gente. Lástima que la cartulina roja contuviera más lineas que la verde. Tal vez, algún día eso cambie también.

.
POR FAVOR, NO DEJES DE VOTAR ESTE ARTÍCULO A CONTINUACIÓN. GRACIAS

FEBRERO 2014, comentarios

En estas fechas toca "sumar valores", reunirnos alrededor de un fuego (virtual) y debatir como van las cosas y como pensamos nosotros que deberían ir. Ahora que nuestros sindicatos negociantes del Pacto Sindical se han desintegrado, es bueno que la empresa nos tranquilice con propuestas esperanzadoras. No obstante, como dijo una compañera, a ver si terminamos con tanto SUMANDO VALORES y empezamos con los DEVOLVIENDO VALORES, que la mayoría estamos deseando.



***Recordad que FEBRERO tiene más de 200 comentarios así que para ver del 201 en adelante teneis que pinchar en el enlace siguiente:

Leer comentarios del  1 al 200  --  del 201 al 400›