COMPAÑEROS DE CAMPSARED



"Podeis decir lo que pensais de vuestros encargados, de los objetivos, de la venta activa, de los cursos, de Sumando valores, seguridad, promotores del cambio, sindicatos, y todo lo que querais. Hubo en tiempos un blog de un compañero en donde mucha gente dejó sus comentarios, hoy no existe y como alternativa nace CAMPSARED BLOG, para reunir a todos los que somos COMPAÑEROS DE CAMPSARED"



Este blog, como indica en la cabecera, originariamente fue creado por un compañero llamado EXPENDEDOR-VENDEDOR el 20 de noviembre de 2008 pero problemas técnicos le impidieron actualizarlo, lo que dio pie a la creación de esta segunda etapa renovada que es la que se abre a continuación.
Como aquel, mantiene la idea de tener una plataforma de comunicación, de reivindicación y sobre todo un medio de expresión para todos los trabajadores de CAMPSARED y de REPSOL, y a la que quedan invitados cualquiera de los trabajadores de EESS sean cuales sean sus marcas.



Bienvenidos todos a este foro de diálogo e información.



Recordar que si visitais esta página por primera vez, para conocer el contenido completo de este blog desde su nacimiento, deberíais comenzar por el antiguo blog pinchando en este enlace:

'www.campsaredsprint.blogspot.com'





1 de septiembre de 2018

SEPTIEMBRE-OCTUBRE, Comentarios

POR FAVOR, NO DEJES DE VOTAR ESTE ARTÍCULO A CONTINUACIÓN. GRACIAS
Ya has acabado tu relación con Repsol (o una de sus huevas, Campsared), por este año. Quien sabe si al año que viene volverás a ligarte al mundo de los boquereles y de las barras de pan horneadas a toda castaña, como quien cambia ruedas en un box de fórmula Uno.

O tal vez empalmes contrato por otros motivos, como una desafortunada baja laboral, o refuerzos en pista...Aunque esto último es tan probable como que le den el Nobel de Literatura a Jesulín de Ubrique.

Doy por hecho que estás hasta la bisectriz de meterte cada 2 por 3 en un marrón relacionado con conductores que empotran sus vehículos contra los lavaderos, reclamaciones de clientes, verbales o escritas, descuadres en caja y otros etcéteras. Seguro que tienes ganas de aporrear un saco de boxeo o pegarle martillazos a algo, para purgar energía negativa.

Hasta la coronilla de reclamar cuentas justas por tu trabajo realizado a encargados que no saben o no contestan y pasan la bola al jefe de zona sin pensarlo, enlaces sindicales que te aconsejan que no toques el cencerro a la vaca antes de renovar (a este paso, habrá que pedir permiso para respirar, no sea que molestemos también), y con el orgullo por los suelos, porque después de haberte despellejado en estos 3 o 4 meses, nadie valora tu trabajo, no te dan una oportunidad de un contrato más largo o indefinido y parece que eres un número más.

Y tienes razón. Salvo que hayas caído con un jefe directo con capacidad para apoyar su trabajo en la relación con el resto de personal de la "gasolinería", tus suplencia por vacaciones ha tenido que ser un poquito infernal. Parece que seguimos con la creencia de que nuestra gente se dejará vapulear por mantener su puesto. O que la ambición por subir de categoría les hará realizar equilibrios sobre rascacielos de Nueva York.

Si gozas de buena memoria, tienes material para escribir una pequeña novela de terror. O una obra de teatro-comedia, según lo enfoques.

Lo cierto es que a más de uno se le ha pasado por la cabeza, en algún momento, mandar todo al carajo, y buscarse la vida lejos del mundillo de la venta activa de mochilas y de las descargas de camión con suspense e hilo musical-infernal de fondo. Sobre todo cuando cuentas con 20 o 30 años, formación y varias ofertas laborales sobre la mesa. Al final, CRED contará con la plantilla que se merece.